“Agustín Pascual defendió que la riqueza forestal española ganaba más si era administrada por el Estado” . Por Elias Fereres

Publicado por: Redacción EFEverde 20 de abril, 2012

Autor: Elias Fereres Castiel 

Las grandes obras de la Ingeniería y la Arquitectura, que merecen la admiración de todos, deben ser objeto de público reconocimiento y, por ello, la Real Academia de Ingeniería (RAI) rinde público tributo a personajes históricos excepcionales y obras singulares en los ámbitos de la Ingeniería y la Arquitectura, resaltando sus aspectos técnicos, mediante la celebración de actos de amplio carácter divulgativo denominados "Homenajes".

En sesión celebrada el 28 de junio de 2011, la Real Academia de Ingeniería acordó dedicar esta distinción a la figura de Don Agustín Pascual González, fundador y alma intelectual de la Ingeniería de Montes,  junto con el Pinar y Matas de Valsaín, bosque en el que desarrolló sus primeros trabajos técnicos y que estuvo bajo su tutela como Inspector de los Bosques Reales (hoy bajo la tutela del Organismo Autónomo de Parques Nacionales).

No es casualidad que en esta ocasión la RAI haya elegido a  D. Agustín Pascual, reconocido como el introductor de las ciencias forestales en España,  para homenajear a quienes contribuyeron en el pasado a la ingeniería española.

Vivimos un periodo de incertidumbre, donde aumenta la preocupación en la sociedad por la expansión de algunas actividades humanas que parecen insostenibles.  Conviene destacar en estos momentos que la idea de la sostenibilidad surge por primera vez en el N. de Europa cuando se plantea la explotación racional y duradera de los bosques, concepto que introduce en España Agustín Pascual al regreso de su formación en Alemania en  1845.

Cuando es nombrado Inspector de los Reales Bosques en 1847, publica un documento para el buen gobierno de los bosques donde se plasman unos principios de gestión y manejo de los montes que son un ejemplo de sostenibilidad y de conservación de la naturaleza. Su contribución a la ingeniería de montes al ser fundador, junto con Bernardo de la Torre, de la Escuela  de Ingenieros de Montes de Villaviciosa de Odón (Madrid), origen de la actual Escuela, debe ser reconocida adecuadamente, considerando el momento crítico en el que se encontraba nuestro país cuando consiguieron que se pusiera en marcha la Escuela.

La aplicación de su Reglamento a la explotación de los pinares de Valsaín marca el comienzo de su actividad dedicada a mejorar la gestión de los montes en España. Defendió que la riqueza forestal española ganaba más si era administrada por el Estado, frente a la postura del Ministerio  de Hacienda, partidario de incrementar las ventas de madera al máximo. Desde el Ministerio de Fomento, redactó un conjunto de leyes, reglamentos e instrucciones que serán la base de los Distritos Forestales, a los que en 1859 se encomienda la gestión de los montes públicos.

Consciente del desconocimiento que existía respecto al estado de los bosques del país, puso mucho énfasis en la estadística y a él se debe que la ley de 1859 sobre la medición del territorio español, exigiera informes sobre la medición y composición del patrimonio forestal. Sus esfuerzos cristalizaron en 1868, cuando crea la comisión del mapa forestal en el Ministerio de Fomento con el objetivo de inventariar todo el patrimonio de los montes españoles.  Su labor en el fomento, la mejora y la repoblación de los montes públicos en España se prolongó en el Senado, donde Pascual fue elegido por dos periodos. Continuó con nobleza y humildad su dedicación a la mejora de nuestro patrimonio forestal hasta su fallecimiento en 1879.

Sobre el autor:

Elias Fereres Castiel es presidente de la Real Academia de Ingeniería (RAI)

El texto ha sido escrito para el Homenaje a Agustín Pascual y al Pinar de Valsaín.

Temas :
Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com