COP15: ¿El Acuerdo de París para la biodiversidad? Por (*) Eoin Murray

Publicado por: generico 12 de diciembre, 2022

La COP15 marcará un punto de no retorno para la biodiversidad: es nuestra oportunidad para revertir la pérdida de naturaleza y el sector de la inversión puede desempeñar un papel fundamental.

Una vez concluida la COP27 y asumidos los compromisos clave por parte de los delegados de casi 200 países, todos aquellos preocupados por los efectos perjudiciales del cambio climático centrarán ahora su atención en la COP15 que tiene lugar este mes de diciembre.

La 15ª Conferencia de las Partes en el Convenio de la ONU sobre la Diversidad Biológica será tan importante como la celebrada en Egipto. Se trata de la última reunión en la que los países se juntan para debatir sobre la biodiversidad y los ecosistemas del planeta.

La primera parte se celebró virtualmente en octubre del año pasado, aplazada desde 2020 después de que la pandemia desbaratara la reunión presencial prevista en Kunming (China). La "Declaración de Kunming" sentó las bases para la segunda parte de la conferencia, que se celebra desde el pasado día 6 en Montreal (Canadá).

Se espera mucho del encuentro, principalmente un acuerdo sobre biodiversidad a una escala comparable a la alcanzada en París para limitar el impacto del cambio climático.

Si los países adoptan el Marco Mundial para la Biodiversidad Post-2020 - descrito como "una estrategia global para salvaguardar conjuntamente la naturaleza y asegurar nuestro futuro común" - la conferencia definirá el futuro de los ecosistemas del mundo.

La COP15 es clave para la biodiversidad y su objetivo es controlar su disminución y empezar a invertir esta preocupante tendencia. Se calcula que solo el 75% de la biodiversidad mundial permanece intacta, muy por debajo del umbral del 90% que los científicos consideran seguro.

La biodiversidad es vital para nuestra vida cotidiana, así como para la salud de los ecosistemas del planeta. Procesos como el ciclo del nitrógeno y del carbono son imposibles sin una variedad de organismos que existan y estén implicados en cada etapa, mientras que servicios ecosistémicos como la polinización y la prevención de inundaciones están inextricablemente ligados a la vida en nuestro planeta.

Finanzas mixtas

¿Qué papel pueden desempeñar las finanzas como parte de la solución a este reto sistémico para salvar la naturaleza?

Es probable que la financiación mixta sea decisiva para impulsar soluciones de capital natural que frenen la pérdida de biodiversidad. Es necesario cubrir un fuerte déficit de financiación: esta cifra ronda los 700.000 millones de dólares anuales, según los cálculos de la Paulson Foundation y de Nature Conservancy.

Cuando los gobiernos nacionales tienen dificultades para asignar el volumen de capital necesario, los enfoques financieros innovadores que implican el uso de capital público para "atraer" financiación privada han demostrado ser fundamentales para financiar proyectos de reducción y adaptación al cambio climático.

Ya lo hemos visto en Estados Unidos a través del Bono de Resiliencia Forestal (FRB, por sus siglas en inglés), desarrollado por Blue Forest Conservation en California. Aunque se trata solo de un pequeño compromiso, el bono es una asociación público-privada de 4,6 millones de dólares, con financiación puente de dos empresas de inversión diferentes para la rehabilitación de más de 6.000 hectáreas de terreno forestal en el Bosque Nacional de Tahoe.

Se espera que la asociación apoye acciones fundamentales para reducir el riesgo de incendios catastróficos, al tiempo que se protegen los recursos hídricos, se evitan las emisiones de carbono y se crean puestos de trabajo en el ámbito rural. Es un modelo que puede reproducirse en otros lugares.

La financiación de la naturaleza es necesaria en todas partes

Hasta ahora, los inversores han mostrado mayor interés por la financiación mixta en los países desarrollados, donde los gobiernos cuentan con sofisticados enfoques de financiación y los mercados de capitales están bien desarrollados. Sin embargo, no debe pasarse por alto la urgencia de financiar soluciones de capital natural en mercados incipientes y emergentes.

Necesitamos soluciones que favorezcan la supervivencia y la prosperidad de la naturaleza en todos los países. Por eso es tan importante reunir a representantes de 195 naciones, fijar objetivos ambiciosos y acordar medidas prácticas para avanzar del mismo modo que se hizo cuando se alcanzó el histórico Acuerdo de París.

Para nosotros, como inversores institucionales, la COP15 representa una oportunidad única para influir materialmente en la restauración de la biodiversidad a través de la financiación mixta. Si se adopta el Marco Mundial para la Biodiversidad Post-2020, los recursos financieros serán un pilar fundamental para su aplicación. No podemos permitirnos quedarnos de brazos cruzados mientras los ecosistemas naturales se hunden aún más.

 

La financiación mixta no puede resolver todo el déficit de financiación de la conservación de la biodiversidad, pero al menos lo abordaría en parte. También puede utilizarse para garantizar que las acciones tengan una alta integridad tanto a nivel local como sistémico y que pensemos adecuadamente tanto en los impactos como en las dependencias.

Ante la falta de opciones de inversión obvias, se necesitan soluciones creativas. Juntos, el sector público y el financiero deberían trabajar para sacarlas adelante urgentemente.

 

(*) Eoin Murray es responsable de inversión de Federated Hermes.

Logotipo de Federated Hermes

 


 

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de Medio Ambiente y Ciencia en EFEnoticias y  EFEverde

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)