Un bombero en la zona afectada por el incendio declarado en el término de Monsagro, al suroeste de Salamanca. EFE/ JM. Garcia

INCENDIOS FORESTALES

Columnas de humo restan capacidad a los medios aéreos en Monsagro (Salamanca)

Publicado por: Redacción EFEverde 13 de julio, 2022 Salamanca

Las columnas y los bloques de humo están restando capacidad a los medios aéreos que trabajan para sofocar el fuego desatado en Monsagro (Salamanca), mientras el incendio de Candelario, en la misma provincia, evoluciona favorablemente.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha explicado a Efe la situación en la que se encuentran en la actualidad ambos siniestros, que obligaron durante la jornada del martes a desalojar a unas 400 personas en Monsagro, más por el riesgo que entrañaban las columnas de humo que por la proximidad de las llamas.

Medios de la UME, BRIF y Guardia Civil 

Tras aclarar que las tareas de prevención y extinción de incendios corresponde a la Junta de Castilla y León, Barcones ha subrayado que el Gobierno de España está para ayudar con los medios que sean necesarios, en una situación de desolación de los vecinos de la zona, que ven "cómo se quema su patrimonio".

El Gobierno central ha desplegado en estos dos incendios activos en Salamanca unos cuatrocientos efectivos, ha especificado la delegada del Gobierno.

En concreto, más de doscientos profesionales de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se encuentran trabajando en las labores para sofocar el fuego, además de más de noventa vehículos, un centenar de integrantes de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) y otros cien agentes de la Guardia Civil que contribuyen a garantizar la seguridad y se ocupan de actuaciones vinculadas con el tráfico.

Un total de nueve aviones, que se irán incorporando a las tareas progresivamente, a medida que el humo lo permita, se encuentran también en los lugares en los que se ha declarado el fuego, entre ellos cuatro anfibios y un Kamov.

Barcones, quien se desplazó durante la jornada del martes a la zona de los incendios, ha expresado el reconocimiento a todos los efectivos que trabajan en la extinción.

Ha recalcado la peligrosidad del fuego y el trabajo "durísimo" que se desarrolla en la lucha contra las llamas, con una labor tan física con temperaturas tan elevadas.

El fuego comenzó el lunes por la tarde, en el municipio de Ladrillar, dentro de la comarca de Las Hurdes en Cáceres, debido a una tormenta seca de la zona y a los rayos caídos, tras lo que se extendió de manera incontrolada por una zona de pinares hasta llegar a las cercanías de Monsagro.

Incendio "desbordado"

El alcalde de Monsagro (Salamanca), Ángel Mateos, ha advertido este miércoles de que está "muy descontrolado" el incendio que, procedente de la comarca cacereña de Las Hurdes, ha arrasado más de un millar de hectáreas de ese término municipal y obligado a desalojar a sus 400 vecinos.

En declaraciones a Efe, Mateos ha asegurado que el fuego, a primeras horas de este miércoles, "está muy descontrolado" y que "todo está muy mal" y ha quemado más de 1.000 hectáreas.

El alcalde se mantiene en las calles de Monsagro, en la Sierra de Francia salmantina, para "ayudar en todo lo que sea necesario" a un municipio vacío y cerrado, desde donde es perceptible no solo el olor a quemado, sino una gran humareda en sus proximidades.

Muy afectado por este incendio, que cruzó al término de Monsagro el lunes por la tarde desde la comarca cacereña de Las Hurdes, Ángel Mateos ha reconocido que no ha podido ver a sus vecinos porque ahora mismo se encuentra en el pueblo "para impedir que las llamas no lleguen a las casas".

"Todo está muy mal, muy desbordado. De momento, se está complicando el fuego", ha insistido.

El fuego comenzó el lunes por la tarde, en el municipio de Ladrillar, dentro de la comarca de Las Hurdes en Cáceres, debido a una tormenta seca en la zona y a los rayos caídos, y se ha extendido de manera incontrolada por una zona de pinares hasta llegar a las cercanías de las casas de Monsagro, por lo que sus 400 vecinos tuvieron que ser desalojados ayer por la mañana.

Según ha confirmado la Consejería de Medio Ambiente de Castilla y León a través de sus redes sociales, las labores de extinción se han mantenido durante toda la noche y se han realizado cortafuegos para combatir las llamas.

Al mismo tiempo, se confía en las nuevas previsiones del viento para hoy, que pueden facilitar los trabajos para lograr el control del incendio.

El fuego comenzó el lunes por la tarde, en el municipio de Ladrillar de la comarca de Las Hurdes en Cáceres, debido a la tormenta seca de la zona y a los rayos caídos, y se ha extendido de manera incontrolada por una zona de pinares hasta llegar a las cercanías de las casas de Monsagro, por lo que sus 400 vecinos tuvieron que ser desalojados ayer por la mañana.

Incendio en la Sierra de Béjar

La Consejería de Medio Ambiente mantiene el nivel 2 de riesgo -en una escala progresiva de 0 a 3- en ese incendio de Monsagro, y sigue activo en nivel uno el incendio en la Sierra de Béjar, en el término municipal de Candelario, que por el momento ha quemado más de 500 hectáreas.

Este incendio, que también comenzó el lunes por una tormenta seca, tiene problemas para ser controlado de manera definitiva por la orografía del terreno, y la abundancia de piedra de la zona impide el trabajo de la maquinaria, según informó Medio Ambiente. EFEverde

 

Sigue a EFEverde en Twitter

 

 

Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com