un niño, aún con las gafas de bucear puestas, se refresca en la ducha de una piscina

un niño, aún con las gafas de bucear, se refresca en la ducha. EFE/Juan Carlos Hidalgo

CONSUMO VERANO

Claves para ser un "consumidor responsable" durante las vacaciones

Publicado por: marta 19 de agosto, 2014 Madrid

Potenciar la eficiencia evitando el despilfarro, sobre todo de agua y energía, y utilizar el transporte público son las dos recomendaciones medioambientales más importantes de las principales asociaciones de consumidores y usuarios durante las vacaciones estivales.

Según recuerdan estas organizaciones, con la llegada del verano muchos ciudadanos relajan sus costumbres "verdes" incrementando el consumo irresponsable en sus alojamientos hoteleros o de apartamentos en alquiler.

De igual forma crece el riesgo de incendios y de algunas conductas poco ecológicas como el abuso del vehículo propio para desplazarse a todas partes.

Por ello, aconsejan estos días diferentes medidas que permitan reducir o eliminar el impacto de estas malas prácticas, con el objetivo de que los ciudadanos no renuncien a su conciencia medioambiental durante el período vacacional.

Responsables medioambientalmente

Así, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU)reclama ciudadanos "responsables y cuidadosos con el medioambiente" que controlen el consumo de agua, "especialmente importante en esta época porque es cuando menos llueve en muchas comunidades autónomas", y el de energía, "que se dispara debido a la masiva utilización del aire acondicionado".

Entre las acciones propuestas para proteger un "bien escaso" como es el agua y, de paso, favorecer un ahorro en las facturas, recomienda ducharse en lugar de bañarse, regar al amanecer o al atardecer para evitar la evaporación de las horas más calurosas y "ahorrar hasta un 30 % de agua", construir piscinas privadas sin fugas y no "excesivamente profundas" y poner la lavadora y el lavavajillas sólo a plena carga.

Mejor el ventilador que el aire acondicionado

Para reducir el consumo general de energía, la CECU sugiere aprovechar la ventilación de la casa o usar un ventilador corriente en lugar del aire acondicionado, que debería encenderse "únicamente cuando sea necesario" y, en ese caso, fijar el termostato alrededor de los 25 grados.

una chica se refresca por la calle con un ventilador
Una chica se refresca en el sevillano barrio de Santa Cruz con un ventilador EFE/Julio Muñoz

El vehículo propio hay que dejarlo en casa, ahora más que nunca, y caminar, desplazarse en bicicleta o tomar el transporte público, "que puede ser más rápido y económico que el coche".

También señala, entre otras medidas útiles, apagar las luces que no se estén usando, utilizar bombillas de bajo consumo y evitar la posición de "stand-by" de los electrodomésticos.

La Organización de Consumidores y usuarios (OCU)también aboga por un uso responsable del aire acondicionado y añade que "el aislamiento es clave".

Para "gastar menos y usar el aire bien", hay que evitar la entrada de aire caliente durante el día, cerrar las ventanas expuestas a la luz solar y bajar persianas y toldos.

 Si en lugar de aire acondicionado sólo se puede contar con un ventilador, hay que tener en cuenta las dimensiones de las palas y el diámetro del aparato, sus velocidades, el caudal máximo de aire, el ruido y otros factores como la estabilidad y la seguridad.

Seguridad alimentaria e incendios

Además, esta organización recuerda que las altas temperaturas "favorecen el crecimiento de microorganismos", por lo que aconseja prestar especial atención al tratamiento de los alimentos, que debe ser especialmente "correcto".

 En cuanto a la Unión de Consumidores de España (UCE) insiste en que la energía empleada por las familias en esta época se reparte entre el consumo en la vivienda y el del coche, por lo que centra las líneas veraniegas de actuación en dos vías: "con casas eficientes y modificando nuestra forma de desplazarnos se podrían conseguir ahorros de energía superiores al 50 %".

 Otras organizaciones, como la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (AVACU)también hacen hincapié en los hogares, pero apuntan de paso a uno de los riesgos clásicos de esta época: los incendios.

No encender fuego en zonas forestales, no dejar nunca las brasas encendidas y no arrojar colillas son medidas básicas de prevención y, en caso de que el incendio ya se haya producido y haya que atravesarlo para escapar de él, es preciso mojarse previamente la ropa y taparse la cara si es posible con un pañuelo. EFEverde