Chimpances comiendo piña helada

Chipancés comiendo piña helada en el Bioparc de Fuengirola. EFE/Bioparc

ANIMALES CALOR

En Fuengirola, los animales del zoo se alimentan de "polos" de insectos o frutas

Publicado por: marta 7 de agosto, 2014 Fuengirola

La moda de los helados con sabores variopintos ha llegado a todas partes y si los humanos podemos degustar polos de gazpacho o "gin tonic", los animales no quieren ser menos y se refrescan a base de cubitos de hielo con grillos, cocos congelados rellenos de carne o refrescantes cañas de bambú.

La iniciativa de los helados para animales ha sido puesta en marcha por los cuidadores del parque zoológico Bioparc de Fuengirola (Málaga), para hacer más ameno el verano de sus habitantes, quienes se refrescan a la vez que juegan con estos divertidos y nutritivos polos.

Según ha explicado a Efe el jefe de los cuidadores del parque, Antonio Barrucho, los principales consumidores de estos helados son los mamíferos más desarrollados, que son los animales que más sufren la monotonía de vivir en cautividad.

Los principales ingredientes de los helados son papillas sin gluten ni proteína, zumos sin azúcar y agua, dependiendo de cada especie los cuidadores añaden diferentes alimentos y les dan distintas formas para hacerlos más atractivos a los ojos de éstos especiales consumidores.

Bambú relleno de carne, helado de verduras o coco con semillas 

Carnívoros como tigres y leones se refrescan con grandes cañas de bambú rellenas de helado de carne fresca que sus cuidadores cuelgan de las ramas de los árboles, así pasan un buen rato distraídos tratando de sacarle jugo, al tiempo que se refrescan.

Los monos, gorilas y chimpancés disfrutan rodando una sandía rellena de helado verduras, mientras que las pequeñas suricatas y los binturones o gatos osos se divierten tratando de sacar grillos y escarabajos de pequeños cubitos de hielo.

Crías de binturong, el mamífero del bosque tropical asiático, comen  helado de carne
Crías de binturong, el mamífero del bosque tropical asiático, comen helado de carne en una foto cedida por el Bioparc de Fuengirola (Málaga). EFE

Los potamoqueros (especie africana de cerdo) prefieren "jugar al rugby" con un coco relleno de helado de semillas y pan, "cada tarde pasan dos o tres horas jugando con estas pelotas heladas", ha explicado el cuidador.

La iniciativa cumple dos objetivos fundamentales, por un lado refrescar a los animales y por otro hacer más entretenida su vida en cautividad, "a veces es más importante la parte psicológica porque si no le damos cosas nuevas los animales se aburren", ha explicado Barrucho quien asegura que esto contribuye al "enriquecimiento ambiental".

Cada día a las doce de la mañana y a las seis de la tarde llega la hora de refrescarse, los animales de este zoológico aguardan impacientes la llegada de sus cuidadores y al verlos muestran la misma alegría que un niño al ver aparecer el camión de los helados.EFEverde

Secciones : Animales Biodiversidad
Temas :