Foto de archivo del procesado final del cobre en la Mina de las Cruces del término municipal de Gerena (Sevilla). EFE/José Manuel Vidal

ECOLOGÍA MINERALES

La extracción de minerales raros se ha duplicado en los últimos 100 años

Publicado por: Redacción EFEverde 16 de enero, 2023 Barcelona Fuente: CREAF | CSIC | Universidad Autónoma de Barcelona

Barcelona.- La extracción de minerales raros y escasos se ha duplicado en los últimos 100 años, según una investigación del CREAF-UAB y el CSIC, que alerta de que "la extracción de elementos químicos de la Tierra puede ser limitante y conllevar riesgos ambientales, económicos, sociales y geopolíticos".

El trabajo del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales de la Universidad Autónoma de Barcelona (CREAF-UAB) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que publica la revista Trends in Ecology and Evolution, es una revisión bibliográfica que revela que actualmente el 70 % de los elementos de la tabla periódica que utilizan los humanos no están en la biomasa.

Los investigadores recuerdan que la naturaleza se apaña con unos pocos elementos de la tabla periódica, como carbono, calcio, oxígeno, hidrógeno, nitrógeno, fósforo, silicio, azufre, magnesio y potasio, suficientes para que haya, por ejemplo, troncos, hojas, pelos o dientes.

El estudio contrapone estos elementos con los que se necesitan para "construir el mundo de los humanos, urbes, productos sanitarios, vías de trenes, aviones, motores, ordenadores o teléfonos inteligentes", para los que se necesitan muchos más elementos químicos.

Así, el estudio avisa de que el conjunto de elementos químicos que necesitan los humanos (lo que científicamente se conoce como el elementoma humano) está divergiendo cada vez más del que necesita la naturaleza (el elementoma biológico).

Fuentes de los elementos

Según el trabajo, en 1900 los elementos que utilizaban los humanos provenían en un 80 % de la biomasa (madera, plantas, alimentos...), en 2005 este porcentaje era del 32 % y se espera que en 2050 sea sólo del 20 %.

"Vamos a una situación en la que el 80 % de los elementos que utilicemos sean de fuentes no biológicas", advierten los científicos, que ponen el acento en los minerales o tierras raras, que son escasos y muchas veces sus reservas están localizadas en unos pocos países.

Según el profesor de la UAB y fundador del CREAF, Jaume Terradas, estos minerales raros "hay que obtenerlos de fuentes geológicas, lo que implica extracción, comercialización entre países y que se desarrollen tecnologías de reciclaje eficientes, y su escasez y localización pueden originar conflictos sociales, económicos, geopolíticos y ambientales".

"Sostener el elementoma humano será cada vez más complejo y arriesgado, habrá que hacerlo en términos de justicia ambiental y, por supuesto, con un uso más racional de los recursos limitados de la Tierra", según Terradas.

Elementoma humano

El estudio revela que el elementoma humano comenzó a divergir del elementoma biológico en la década de 1900, asociado al continuo aumento de consumo de combustibles fósiles y materiales metálicos, industriales y de construcción.

"Los humanos han pasado de usar materiales comunes como arcilla, piedra o cal, que se reciclan continuamente en la naturaleza y en la atmósfera, a usar muchos otros elementos, entre ellos especialmente los conocidos como 'tierras raras'", ha comentado Jordi Sardans, coautor del estudio.

El desarrollo y uso de las nuevas tecnologías y fuentes de energía limpias a lo largo del siglo XX ha disparado la extracción de elementos como silicio, níquel, cobre, cromo, oro y otros mucho menos frecuentes como el samario, iterbio, itrio, el neodimio, etc.

"Estamos viviendo un crecimiento anual del consumo/extracción de elementos minerales de alrededor del 3 % que seguirá hasta 2050. En este escenario es posible que las reservas de algunos de estos elementos se agoten en 2050 (oro y antimonio) o en menos de 100 años (molibdeno y zinc)", ha advertido Josep Peñuelas, el otro coautor del estudio.

Según los autores, utilizar más elementos de la tabla periódica significa extraer más minerales, un consumo creciente de energía y las emisiones de CO2 asociadas.

Además, señalan, la creciente escasez de estos elementos amenaza su disponibilidad, especialmente para los países pobres, e incluso dificulta el mantenimiento de la producción en los países ricos, afectando así al desarrollo económico.

Los investigadores destacan que las reservas naturales de varios de estos elementos, como las tierras raras, están en pocos países (China, Vietnam, Brasil, Estados Unidos, Rusia y República Democrática del Congo), con más del 90 % de la oferta mundial y cerca del 40 % de las reservas bajo el control de China, lo que afecta a los "intereses geopolíticos contrapuestos, con el consiguiente riesgo de conflictos".

Los autores proponen poner fin a la obsolescencia programada (política de planificación o diseño de un producto con una vida útil artificialmente limitada) y desarrollar nuevas tecnologías que favorezcan un uso más rentable de estos materiales escasos y que permitan su reciclaje y reutilización generalizados y eficientes. EFEverde

Sigue a EFEverde en Twitter

Secciones : Actualidad Ciencia
Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE.