presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) Juan Carlos Lentijo.EFE/Juan Carlos Hidalgo

POLÍTICA NUCLEAR

Juan Carlos Lentijo, presidente del CSN: La seguridad nuclear siempre debe anteponerse al credo político

Publicado por: Redacción EFEverde 16 de diciembre, 2022 Madrid

Madrid.- El presidente del Consejo de Seguridad Nuclear(CSN) Juan Carlos Lentijo ha defendido que la seguridad nuclear se antepone siempre al "credo político" de sus miembros, en un intento por acallar voces que acusan al organismo regulador de "politización".

En una entrevista con EFE, Lentijo ha mostrado "sorpresa" ante dichas acusaciones y ha hecho hincapié en que el Pleno del Consejo toma "decisiones" de acuerdo a sus conocimientos técnicos y científicos, sobre expedientes elaborados por profesionales, que no miran para nada el devenir político.

En el Pleno del CSN del 16 noviembre, uno de los Consejeros (de los 5 que conforman el Pleno, y propuesto por el PP) emitió un voto particular donde dejaba patente su apoyo a la continuación de la construcción del proyecto del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos radiactivos en Villar De Cañas (Cuenca).

En este punto, Juan Carlos Lentijo (1959) -exdirector adjunto del Organismo Internacional de Energía Atómica, OIEA)- ha afirmado rotundo que más allá del credo político de cada uno de los miembros del Pleno, no "existe interferencia política de ningún tipo, ni del Gobierno, ni de la oposición ni de cualquier otro partido".

Otro asunto es que se tengan posiciones particulares, pero eso no es sinónimo de división política, sino de "una posición particular muy respetable", ha observado.

P.- El séptimo plan general de residuos radiactivos (7ºPGRR) apuesta por la construcción de siete Almacenes Temporales Descentralizados (ATD) en las centrales para el combustible gastado y los residuos de alta actividad, hasta su traslado definitivo a un Almacenamiento Geológico Profundo(AGP); dicho Plan apuesta por 7 almacenes en vez de uno, ¿qué opina?

R.- El Gobierno ha construido una propuesta actualizada del borrador del plan de gestión de residuos del séptimo plan; con esa propuesta, y de acuerdo con las leyes ambientales y nucleares, el Estado tiene que ser informado por el CSN, sin olvidar escuchar a las comunidades autónomas con competencias en el territorio, donde se va a desplegar el sistema. Estamos justamente en ese proceso. Con esta nueva versión del plan que será ya el proyecto definitivo, el Consejo informará de la viabilidad desde el punto de vista de la seguridad nuclear y la protección radiológica. No hacemos estrategia de gestión de residuos, no nos corresponde, igual que tampoco hacemos política energética, por eso, si lo que plantea el Gobierno es más o menos costoso no forma parte de nuestras competencias.

P.- Sin embargo, 7 almacenes no es lo más eficiente ni lo más seguro, ni lo más barato.

R.- No hay un ránking en el mundo que aporte la solución más segura. Sí sabemos qué soluciones de este tipo, tanto centralizadas como dispersas o individuales, están implantadas en países con una gran experiencia y madurez en la utilización de la nuclear y en la gestión del combustible gastado. Asimismo, aparte de la seguridad hay que tener en cuenta el transporte: no es lo mismo tener el combustible a la espera de su almacenamiento definitivo, que tenerlo que mover de nuevo. Tampoco podemos olvidar el factor social, muy importante en seguridad nuclear. Por ejemplo, si para cualquier tipo de estas instalaciones, individualizadas o centralizadas, no hay un consenso social a nivel nacional será muy difícil de implantar. En este momento, la decisión estratégica que le corresponde al Gobierno ha sido tomada considerando todo este cóctel de elementos -técnicos, económicos y sociales-. Ahora lo que le corresponde al CSN es informar esa estrategia desde el punto de vista de su viabilidad y seguridad exclusivamente, y ahí es donde estamos en este momento.

P.- ¿Qué ventajas aportan  los almacenes a pie de las centrales nucleares?
R.- Son emplazamientos conocidos, porque ya en su día se licenciaron para ubicar allí las centrales y durante toda la fase de la operación se estudiaron los emplazamientos con más profundidad, hay un conocimiento bastante profundo. El almacenamiento temporal, como su propio nombre indica, está diseñado, para que tenga una durabilidad de decenas de años, para los cuales, si hubiera problemas en las barreras geológicas o naturales se podrían compensar con soluciones de ingeniería.

P.- ¿Son las centrales nucleares seguras más allá de 40 años?
R.- Cuando decimos que pueden ser seguras más allá de 40 años es porque hay condiciones técnicas y normativas que demuestran que sí, y además contamos con referentes internacionales muy buenos; Al poner en marcha sistemas de licenciamiento, de supervisión o de inspección miramos cómo lo hacen otros países, para tomar las mejores referencias y vemos que, efectivamente hay decenas de centrales en todo el mundo cuya vida inicial de funcionamiento estaba prevista en 40 años y se ha ampliado a 60. ¿De qué depende esto? Pues de muchos factores: conservación de los equipos, de los sistemas, de los planes de mantenimiento, del envejecimiento de los componentes y cómo ese envejecimiento lleve aparejado planes de mejora y de conservación. Algo que siempre hacemos es obligar a todas las centrales a una revisión periódica de la seguridad para analizar cómo ha funcionado la central durante los 10 años anteriores, ver qué problemas han tenido y cómo se han corregido; asimismo, estudiamos si hubiera normativa nueva y si a través de esa normativa tienen que hacerse mejoras en el diseño de algunos componentes.

Todo esto lo analiza el titular y luego el regulador, previo a emitir un informe para el siguiente decenio. Contamos con una experiencia muy amplia, porque ya son muchas centrales durante muchos decenios que se han ido autorizando en el pasado y que nos da unas garantías muy altas de que el informe nuestro está bien fundamentado en cuestiones técnicas, científicas y en la experiencia de funcionamiento de la planta.

P.- ¿Qué características debe tener un Almacenamiento Geológico Profundo (AGP)?

R.- Durante los años 90 hubo un proceso muy sofisticado por parte de Enresa para caracterizar el territorio e intentar buscar sitios donde, a priori, pudiera haber una posibilidad de instalar allí un almacenamiento geológico desde el punto de vista de sus cualidades naturales, geotécnicas. Lo que se observó es que España, para diversos tipos de rocas, tenía condiciones adecuadas para albergar una instalación de esta naturaleza al contar con tipos de roca de tipo granítico y caliza. A partir de ahí, cuando se ponga en marcha el proceso para seleccionar un emplazamiento habrá que acudir a los lugares con máxima expectativa de cumplir todas las condiciones necesarias para un almacenamiento de esta naturaleza tomando en consideración múltiples parámetros y haciendo un análisis histórico del comportamiento de esas rocas a lo largo de muchísimos años.
Desde el punto de vista del CSN es importante facilitar que esta búsqueda no se haga a ciegas, sino contrastándola con una normativa muy clara al respecto, que ponga negro sobre blanco cuáles son las condiciones del territorio necesarias para garantizar la seguridad a largo plazo de un almacenamiento de estos.

 

P.-. La propuesta de un almacén des residuos en Villar de Cañas se rechazó en 2018, ¿no ha sido muy larga la espera ??
R.- Cuando en los últimos años, diferentes Gobiernos han tomado todo este tiempo para decidirse es porque han tenido que analizar cómo evolucionaba, sobre todo, la percepción y la aceptación social respecto de la idea planteada en el sexto plan de residuos. A nadie le gustan los retrasos, tampoco a nosotros, ni a los operadores nucleares, ni, por supuesto, al Gobierno; se trata de un proceso de maduración, pero más allá del tiempo en hacer un nuevo plan o revisar el plan de gestión, los residuos radiactivos y el combustible gastado han estado cuidados en instalaciones adecuadas desde el punto de vista de la seguridad y la protección radiológica, y eso es lo importante.

P.- ¿Qué sucedería en un hipotético cambio de Gobierno?
R.- Es muy difícil de prever, los Gobiernos definen la estrategia de gestión de residuos radiactivos. Como Consejo de Seguridad Nuclear nos atenemos a los planes que estén aprobados y en curso y prepararnos para seguir licenciando y supervisando el funcionamiento de los almacenes individualizados. Vamos a seguir preparados para que sea el Gobierno que sea, dar viabilidad desde la seguridad. Respetamos el reparto de funciones y responsabilidades, no podemos caer en la contradicción de ser promotores de una solución y luego tener que autorizarla, es ilógico.

P- Cómo se encuentra la situación en Ucrania?
R.- Desgraciadamente, no tengo ningún elemento para la esperanza, salvo que el Organismo Internacional de Energía Atómica, que tiene valor disuasorio, está consiguiendo compromisos de Ucrania y Rusia para tener cierta presencia allí e informar. No hay un respeto como se debería a la seguridad nuclear, en particular en la central de zapORILLA. No soy muy optimista, pero quiero pensar que los dirigentes rusos saben las complicaciones que podría suponer, para Rusia y el mundo en general, si como consecuencia de las actividades militares se produjera un accidente nuclear, sería terrible. Desde el CSN apoyamos a Ucrania en todo lo que podemos y aunque bilateralmente no tenemos mucha fuerza, multilateralmente trabajamos codo con codo con los reguladores de los demás países europeos, para seguir apoyando a Ucrania y al Organismo Internacional de Energía Atómica y buscar soluciones de compromiso. EFEverde

 

 

 

Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE.