Eólica /b Lenna Mackenna para EFEverde

Ilustración de Lenna MacKenna para @efeverde

CRISIS CLIMÁTICA

Los europeos recelan de sus gobiernos para paliar la crisis climática

Publicado por: Redacción EFEverde 28 de octubre, 2022 Bruselas/Madrid

París (EA.com)/(EuroEFE).- Los ciudadanos europeos no confían en exceso en sus gobiernos a la hora de adoptar medidas para combatir el cambio climático, al tiempo que una abrumadora mayoría teme que se produzca una catástrofe climática si no se redoblan ya mismo los esfuerzos en esa tarea, según se desprende de los datos de una encuesta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), a la cual ha tenido acceso por adelantado EURACTIV-Francia.

El sondeo, que se publica oficialmente este jueves, fue realizado por el BEI y el grupo BVA entre los pasados 1 al 31 de agosto de 2022, entre más de 25.700 europeos, británicos, estadounidenses y chinos.

Todos los encuestados coincidieron en que tanto la actual crisis del coste de la vida como el cambio climático son algunos de los mayores retos a los que se enfrenta el planeta.

 

PARA LOS EUROPEOS, EL GRAN RETO ES EL CAMBIO CLIMÁTICO

Sin embargo, mientras que para la mayoría de estadounidenses la crisis económica es su principal preocupación (60%), frente al 45% de los europeos y el 40% de los chinos, la mayor parte de europeos consultados situó el reto del cambio climático como su principal prioridad.

Sin embargo, sus gobiernos no parecen, en su opinión, estar a la altura del colosal reto: el 88% de europeos dice no confiar en que sus gobiernos tomen las medidas necesarias para evitar lo peor.

Por otra parte, el 84% de los europeos encuestados cree que el mundo se acercará a una catástrofe climática si no se toman más medidas, y acusa a su gobierno de ser demasiado lento a la hora de actuar.

La pérdida de fe de los ciudadanos en sus respectivos gobiernos puede suponer más problemas para Bruselas, donde la UE se enfrenta a una mayor presión de algunos Estados miembros para que dé marcha atrás en los objetivos climáticos, ante la crisis energética provocada por la guerra en Ucrania.

No todos están de acuerdo con la iniciativa de las instituciones comunitarias para elevar el nivel de ambición europeo y desprenderse cuanto antes de las importaciones de combustibles fósiles rusos, aunque es probable que el objetivo climático que se ha fijado la UE para 2030 sea unos puntos porcentuales más elevado que la reducción del 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero que se puso inicialmente sobre la mesa.

Según un documento al cual tuvo acceso EURACTIV.com a principios de este mes, los países de la UE están considerando suavizar el plan de la Comisión Europea para abandonar los combustibles fósiles rusos, conocido como REPowerEU, incluida la eliminación de un objetivo de energía renovable del 45% propuesto para 2030.

LA URGENCIA DEL MOMENTO

Por otra parte, la encuesta también revela que el 80% de los europeos siente los efectos del cambio climático en sus vidas cotidianas. No obstante, los europeos del sur se muestran más preocupados por el clima que en el norte del continente, y el 66% (en el flanco sur de la UE) considera que la invasión rusa de Ucrania es un catalizador del cambio.

 

Por otro lado, sólo un pequeño porcentaje de europeos (36%) cree que las emisiones de carbono disminuirán en su país para 2030, aunque, por ejemplo, el 52% de los daneses así lo cree. En el caso de los chinos, la cifra llega incluso al 90%.

En cuanto a las próximas medidas que deberían tomar los gobiernos, los encuestados mencionaron la inversión en energías renovables, la limitación de los precios de la energía y el cambio de los hábitos cotidianos de consumo, aunque las cifras varían de un país a otro.

EL PAPEL DE LAS RENOVABLES

A diferencia del norte de Europa, tradicionalmente proclive al desarrollo de las renovables, los franceses son menos entusiastas (41%) y apuestan por la nuclear.

En cuanto a las medidas económicas, el 40% de europeos consultados está a favor de reducir los impuestos a la energía para empresas y particulares, aunque la limitación de los precios sólo se ve con buenos ojos en cinco Estados miembros de la UE.

Sin embargo, en cuanto al ahorro de energía, los viejos hábitos son difíciles de erradicar: el 88% de europeos no estarían dispuestos a cambiar sus costumbres de consumo.

Aunque la encuesta señala que sólo los franceses son favorables a bajar sus termostatos a 19 grados, probablemente debido a la campaña de verano del gobierno que promueve la idea, los de otros países de la UE son menos proclives: el 27% de los alemanes, el 20% de los austriacos, el 12% de los rumanos y el 4% de los chipriotas lo harían.

Editado por F.Heller

Sigue a EFEverde en Twitter

Secciones : Actualidad
Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE.