Imagen de uso editorial facilitada por la propia directora Nayra Sanz Fuentes. EFE

CINE AMBIENTAL

Pez Volador, una reflexión sobre el antropoceno en el Festival de Málaga

Publicado por: mluquillas 26 de marzo, 2022 Málaga

El cambio climático, la contaminación y la desaparición de biodiversidad son temas que recoge la directora de cine Nayra Sanz Fuentes en el documental "Pez Volador", el último de cinco cintas reunidas en la serie "Distopías alcanzadas", y que ha presentado en el Festival de Málaga.

En "Pez Volador", Nayra Sanz Fuentes recoge su visión sobre "los cambios de nuestro ecosistema y cómo estamos -señala en entrevista con EFE- en un momento de necesidad de pensar otras formas de vida posibles para que nuestra vida como seres humanos y el planeta sigan existiendo".

Viaje visual y sonoro por todo el antropoceno

Imagen de uso editorial facilitada por la directora Nayra Sanz Fuentes. EFE

Es un "viaje visual y sonoro" por todo el antropoceno, un concepto que está cada vez más a pie de calle, a pesar de que se lleva dos décadas reflexionando sobre ello y hablando más en profundidad de esta realidad, y de que apareció hace más de 200 años, con la revolución industrial.

Pero en estos últimos 70 años se ha producido lo que los científicos llaman la "gran aceleración" y realmente se ha convertido en "un tema central del que hay que ocuparse", asegura la directora canaria, quien se centra ahora en la presentación del documental que tras pasar por el Festival de Málaga, está previsto que se proyecte en otros festivales. No obstante, explica que posteriormente trabajará en la difusión de los cinco documentales en conjunto, porque recogen la idea global de los mensajes que pretende lanzar.

Como cineasta dice que le interesa reflexionar "no solo sobre el fondo sino también sobre la forma", y estas cosas, prosigue, "casi dejas de escucharlas, porque es un impacto continuo de los medios o de imágenes muy aceleradas".

Apunta que se introduce en esas temáticas ambientales, no tanto a través de la razón como a través de los sentidos, para demostrar "cómo venimos de un entorno natural y cómo poco a poco la acción del ser humano lo va modificando y lo altera hasta situaciones tan extremas que puede llegar a su destrucción", comenta.

Esa presencia de los dos extremos, en la que la directora se plantea qué tipo de huella se puede dejar al paso por la naturaleza, es "una huella orgánica y compartida o una que es directamente destrozar y destruir todo, como sucede en la actualidad".

Distopías alcanzadas

Imagen de uso editorial cedida por la directora Nayra Sanz Fuentes del documental Sub Terrae. EFE

Este trabajo es el quinto de la serie "Distopías alcanzadas", que empieza en 2017 con "Sub Terrae", y a la que sigue "En esas tierras", "Selfie" y "Derivas", cuyo hilo conductor está "más allá del lenguaje cinematográfico, poético y alegórico", que utiliza "más por medio de los sentidos que de la palabra. Es la presencia de la naturaleza, el hombre y la técnica, con una forma diferente en cada trabajo".

En su opinión, dependiendo de cómo sea la relación con la naturaleza y la técnica que el hombre ha generado, se establece un tipo de sociedad u otra: "Ahí está el pulso de la introducción del hombre de la tecnología que puede ser muy positiva, pero también convertirse en un dominador que nos domina. Es decir, y un aspecto más dramático, cómo la tecnología está afectando a nuestro propio ecosistema y lo está transformando terriblemente y de forma agresiva", dice.

Es una forma de reflexionar sobre posibles alternativas, porque la salida ha terminado por convertirse en una realidad muy compleja.

"Todos vamos tomando consciencia de todos estos problemas que se van generando, el problema es que es un modelo general, un sistema de consumo como de realidad económica en el que nos han introducido", declara.

Según Sanz Fuentes, hay muchas formas de hacer cine y arte, "el que me interesa es el que despierta conciencias, pero para ello tiene que ser consecuente con cómo se construye, es decir, el formato que se utiliza y la forma en que se lleva a cabo, porque muchas veces hay películas que denuncian algo y son parte del sistema", afirma.

La cultura es importante porque construye un tipo u otro de sociedad, concluye Sanz Fuentes, y anuncia que tiene en mente dos rodajes, uno de ficción y otro de no ficción. EFEverde