Vista aérea de la localidad valenciana de Aras de los Olmos. Imagen cedida por José Vicente Ferrer, responsable de comunicación del Congreso Smart Villages 2022. EFE.

SMART VILLAGES

Pueblos inteligentes se reúnen en el Congreso Internacional Smart Villages 2022 en Alicante

Publicado por: Redacción EFEverde 18 de octubre, 2022 Madrid

Los pueblos inteligentes del área mediterránea se reunirán en el Congreso Internacional Smart Villages Mediterráneo 2022 que se realizará en Alicante del 20 al 22 de octubre.

La importancia del desarrollo de los pueblos inteligentes será la piedra angular del Congreso promovido por la Fundación del Olmo - cuya administración depende del ayuntamiento de la localidad Aras de los Olmos-.

Los pueblos inteligentes o "smart villages" son ejemplos de pequeños municipios capaces de iniciar la transición energética, luchar contra la despoblación y fomentar la economía local, a través de herramientas de autogestión que ofrezcan servicios concretos adaptados a las necesidades de las localidades.

El encuentro analizará las políticas dirigidas a jóvenes en pequeñas poblaciones, nuevos métodos educativos basados en procesos digitales o la innovación en territorios rurales a través de nuevas tecnologías de la información (TIC).

El responsable de comunicación de la organización del Congreso, José Vicente Ferrer, ha explicado a EFE que el objetivo es eliminar parte de la brecha digital que está generando el desarrollo de las "smart villages", y fomentar la comunicación en estos procesos de autogestión y desarrollo rural en España.

“Los pueblos tienen dos grandes problemas para evitar que la población no se marche: fomento del empleo y mejora de servicios públicos, por eso es necesario adaptar los proyectos tecnológicos que funcionan en las grandes ciudades al desarrollo y las necesidades de las pequeñas”, ha asegurado Ferrer.

En el encuentro también se debatirán y expondrán distintos casos prácticos que ya se encuentran implantados en entornos rurales de algunos países europeos y de España, como la localidad valenciana de Aras de los Olmos, ensayo pionero en nuestro país de pueblo inteligente.

Aras de los Olmos

Con cerca de 400 habitantes, el municipio tiene un plan para convertirse en la primera localidad para "dejar de depender del oligopolio de las grandes energéticas y autoabastecerse de su propia electricidad, generada con fuentes renovables y satisfacer las demandas del municipio los 365 días al año", ha explicado a EFE el alcalde del ayuntamiento, Rafael Jiménez.

El municipio aprovechará el sol a través de placas fotovoltaicas para la producción de 700 kilowatios (Kw) de electricidad; el viento a través de dos aerogeneradores pequeños para producir 200 kw; y el agua, a través del diseño y proyecto de una mini hidráulica, para la generación de hasta 400 kw de electricidad.

También planean aprovechar los desechos de la actividad ganadera de las granjas porcinas, avícolas o cunícolas, los residuos orgánicos de las casas, o los de la depuradora de lodos para transformarlo en biogás.

Para llevar a cabo este plan han buscado financiación pública a través de los Fondos Next Generation y del ayuntamiento para la planta fotovoltaica, de la Generalidad Valenciana para la planta eólica, y una subvención del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco) para la planta de biogás.

La financiación de la planta hidráulica por el contrario “aún no está gestionada del todo, debido a la poca capacidad financiera con la que cuenta el pequeño ayuntamiento para poder abordarlo todo”, según el alcalde.

Necesidades del mundo rural 

Aunque la población de Aras de los Olmos se quintuplica en periodos estivales, el proyecto “está dimensionado de tal forma que la electricidad almacenada sea capaz de satisfacer la demanda máxima hasta la fecha en los últimos seis años”, ha destacado Jiménez, además ha insistido en que "con la fotovoltaica y el biogás ya se podría abastecer el 70-80 % del consumo eléctrico de todo el pueblo para 2024”.

A través de su participación en el Congreso, el regidor quiere intentar que las administraciones legislen de acuerdo con las peculiaridades y necesidades del mundo rural, y "que tengan en cuenta sus circunstancias excepcionales, como la orografía o las infraestructuras, para poder ponerse en igualdad de condiciones".

“Instalar 5G con antenas e infraestructuras en grandes ciudades es fácil, pero nuestro territorio se compone del casco urbano más las tierras de las actividades agricultoras y ganaderas", ha remarcado Jiménez, por lo que ha insistido que “si no se contemplan las transformaciones a toda la cobertura del territorio no se podrá incidir en una mejora de las condiciones”. EFEverde.

Sigue a EFEverde en Twitter

Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE.