Vista de central térmica de Soto de Ribera, en proximidades de Oviedo. EFE/ J.L.Cereijido/ARCHIVO

ECONOMÍA CLIMA

El Banco de España advierte de un alto coste si no se mitiga el cambio climático

Publicado por: mluquillas 8 de abril, 2022 Madrid

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha asegurado este viernes que aunque en el corto plazo la adopción de medidas para mitigar el cambio climático puede tener un coste en el PIB, éste "será mayor cuanto más tarde se implementen".

De Cos ha inaugurado este viernes el Congreso de la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión, Ascri, en el que ha asegurado que los reguladores financieros y los supervisores, en el marco de sus mandatos de garantizar la estabilidad financiera, "pueden y deben contribuir activamente a las acciones internacionales para luchar contra el cambio climático".

Cambio climático y riesgos financieros

No obstante, ha añadido, deben identificar e informar los riesgos financieros que están asociados al cambio climático y que pueden afectar a las entidades.

Entre esos factores de riesgo, el gobernador ha identificado los físicos y los de transición.

Los riesgos físicos son los que surgen cuando se materializa en todo o en parte el cambio climático, lo que puede dar lugar a fenómenos meteorológicos extremos (aumento del nivel del mar, desertificación, mayores riesgos de incendio, etc).

Por su parte, los riesgos de transición se derivan de los costes que pueden surgir durante el proceso de transformación de la economía, necesario para mitigar el cambio climático y minimizar el impacto de los riesgos físicos.

"El efecto conjunto de la ejecución de las políticas públicas necesarias para lograr estos objetivos, del desarrollo de innovaciones tecnológicas menos contaminantes o de los cambios en las preferencias de los consumidores a favor de bienes y de servicios con menores emisiones generarán una reasignación de recursos entre sectores que, si el proceso no se realiza de forma suficientemente ordenada, podrían ocasionar disrupciones importantes en la economía", ha dicho.

En este sentido, ha advertido de que las entidades financieras están expuestas a los riesgos anteriores, de forma tanto directa como indirecta, y que, por ello, reguladores y supervisores bancarios han puesto en marcha distintas iniciativas para ayudar y obligar a las entidades a que incorporen adecuadamente estos riesgos.

Marco regulatorio y prudencial

Y en este sentido, ha añadido que, en todo caso, la mejora de la capacidad de gestión de las entidades tendrá que complementarse presumiblemente con el desarrollo de un marco regulatorio y prudencial que considere adecuadamente las particularidades de los riesgos derivados del cambio climático.

No obstante, ha considerado que para la correcta valoración de los riesgos climáticos es necesario contar, en primer lugar, con definiciones comunes y con datos de calidad y granularidad suficiente.

También ha destacado la necesidad de contar con herramientas analíticas adecuadas para medir el impacto del cambio climático en los riesgos financieros tradicionales, y en la capacidad de resistencia de las entidades y del sector financiero en su conjunto.

Capacidad de resistencia del sector bancario

Al respecto, ha explicado que el Banco de España ha llevado a cabo pruebas de resistencia agregadas para evaluar la capacidad de resistencia del sector bancario español a los riesgos de transición relacionados con el clima, y está realizando distintos análisis empíricos para aproximar el impacto potencial de los riesgos físicos.

Los resultados, ha destacado, muestran que el coste en los tres primeros años de aplicación de estas políticas para mitigar el cambio climático en la actividad económica sería moderado, aunque muy heterogéneo por sectores.

Además, el sector bancario español podría absorber el impacto del incremento en costes de los sectores productivos que generaría una política ambiciosa de transición climática, sin deterioros materiales en la solvencia del sector, ha concluido. EFEverde