Bolas decorativas de cristal, árboles, cables: cómo cuidar al gato en Navidad

Publicado por: Redacción EFEverde 5 de diciembre, 2022

Madrid, (EFEVerde).- Ubicar el tradicional árbol de Navidad cargado de bolas en un espacio abierto de la casa, colocar papel de aluminio en su base o rociarlo con remedios caseros a base de cítricos son algunas claves para mantener alejados a los gatos más curiosos y evitarles posibles daños en las fiestas navideñas, según los expertos.

Para aquellos que tengan un gato en casa u otra mascota, la llegada de la Navidad es sinónimo de árboles con bolas de madera, plástico o cristal, luces de colores, guirnaldas y mesas con centros espectaculares que pueden poner a prueba no solo la resistencia de la decoración durante todas las fiestas, sino lo más importante, la propia seguridad de la mascota.

Es complicado que un gato resista la tentación de jugar con la madeja de cables esparcidos para la iluminación del árbol con el consiguiente peligro que eso implica y es difícil también evitar que el animal salte al abigarrado y luminoso árbol de Navidad, que muchas veces es un abeto de agujas punzantes que puede desplomarse si es de gran tamaño.

Para garantizar la seguridad del animal en estas fiestas, la marca Sanicat, experta en arena para gatos, ofrece consejos: elegir con detenimiento el árbol de Navidad, su tamaño, su ubicación y evitar objetos decorativos que puedan romperse fácilmente y que por otra parte contribuyan a mantener al gato alejado de los peligros ornamentales en Navidad.

Evitas zonas de lanzamiento del gato

Según la marca, es preferible colocar el árbol en un espacio abierto y alejado de las posibles zonas de lanzamiento del gato, es decir, lejos de ventanas, muebles altos y cualquier otra superficie que el felino pueda usar para saltar.

Se deben evitar además las bolas de cristal para que no las tire el animal ni se rompan, porque la mascota podría hacerse daño.

También es recomendable atar la punta del árbol al techo, para evitar caídas bruscas, y fijar los cables de las luces con cinta adhesiva directamente en el suelo para que no se conviertan en juguete para la mascota.

Por otra parte, muchos gatos rehuyen del papel de aluminio y prefieren no pisarlo, así que unas láminas de este material alrededor del árbol, en torno al tronco, les hará mantenerse a distancia.

Pero el principal consejo, y que muy pocos conocen, según la marca, es colocar unas cáscaras de limón o naranja alrededor de la base del árbol, porque a estos felinos no les gusta nada el olor cítrico.

Otra opción no obstante, sería preparar un repelente de gatos casero: basta con rociar el árbol con una mezcla de agua y unas gotas de aceites esenciales de citronela, naranja o limoncillo para mantener alejados a los gatos más atrevidos.

Por último, para evitar que el gato se abalance sobre el árbol es importante crearle una distracción: un nuevo objeto de interés más atractivo que el propio árbol de Navidad; por ejemplo, una caja de cartón a la que poner muchos hilos de colores.

Como recomendaciones para las fiestas, por otra parte, Guillermo Hueso Borrás, profesor del Curso de Asistente y Auxiliar Técnico de Veterinaria de la Escuela Nubika, ha instado a no “regalar un animal de compañía por impulso", porque al final de la Navidad puede ser sinónimo de desatención del mismo.

Es después de las fiestas, con la vuelta a la normalidad cuando surgen los problemas para compatibilizar la vida diaria con la mascota.

"Un animal nunca puede ser un regalo: adoptarlo tiene que ser una decisión meditada individualmente o consensuada por toda la familia”, ha explicado el experto.
También el Partido Animalista PACMA ha instado a que los animales no sean considerados juguetes para regalar.

Así, según su portavoz, Yolanda Morales, “los niños deben aprender a distinguir los juguetes de los animales porque, aunque en los adultos ese horizonte está claro", en edades infantiles pueden llegar a confundirse "como cosas que usar y desechar cuando ya no se necesiten”. EFEVerde

Secciones : Actualidad Animales
Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE.