Un barco petrolero en la Bahía de Guanabara, cerca a Río de Janeiro (Brasil). EFE/ Andre Coelho/ARCHIVO

BRASIL MEDIOAMBIENTE

Brasil prohíbe el atraque del portaviones "fantasma" y lo reenvía al Atlántico

Publicado por: Redacción EFEverde 20 de enero, 2023 Sao Paulo

Sao Paulo  (EFE).- La Marina de Brasil prohibió este viernes el atraque del portaviones "Sao Paulo", que había sido vendido como chatarra por el Gobierno a una empresa turca, y lo envió mar adentro ante el "elevado riesgo" de que se hunda y contamine la costa del país con materiales tóxicos.

Portaviones vaga por el Atlántico desde agosto de 2022

La decisión tomada por la Marina, a través de la Autoridad Marítima Brasileña, deja en el limbo la situación de este gigantesco buque de guerra en desuso que vaga por el Atlántico desde agosto de 2022, cuando puso rumbo a Turquía para su reciclaje.

La embarcación, comprada por el astillero turco Sök por 2 millones de dólares, nunca llegó a su destino y, en medio del trayecto, fue enviada de vuelta a Brasil tras el veto de las autoridades de Turquía con base a denuncias por su posible alta concentración de amianto, una sustancia reconocida como cancerígena.

La Justicia de Brasil impidió a su vez que atracara en el puerto de Suape, uno de los más importantes del país, situado en la región metropolitana de la ciudad de Recife, aumentando la incertidumbre sobre el futuro del portaviones.

Finalmente, la Marina prohibió hoy al que fue el segundo y último portaviones de la flota brasileña "aproximarse a aguas territoriales" o "terminales portuarios, dado el alto riesgo que representa, con posibilidad de que encalle, se hunda o bloquee el canal de acceso a algún puerto nacional".

Grave riesgo de flotabilidad y estabilidad

Además, ordenó que ponga dirección a una región "de mayor profundidad", lejos del litoral brasileño, con el objetivo de "garantizar la seguridad de la navegación y prevenir una posible contaminación ambiental de la costa y sus puertos".

La Marina mencionó en un comunicado que inspeccionó recientemente el caso del portaviones y constató una "grave degradación de las condiciones de flotabilidad y estabilidad".

Asimismo, afirmó que Sök "no adoptó las providencias necesarias para la manutención del casco", pues sigue sin estar cubierto por un seguro, ni existe un contrato para su atraque o la reparación del mismo, entre otras exigencias impuestas por las autoridades brasileñas.

"Actualmente, el casco presenta una progresiva degradación, observada a partir de la comparación de informes de inspección de los meses de octubre y diciembre de 2022", indicó la Marina.

Construido en Francia en 1963, el portaviones Sao Paulo sirvió a ese país europeo bajo el nombre de Foch durante 37 años, tiempo en el que sirvió en la guerra civil del Líbano, la guerra del Golfo y otros conflictos.

La Marina brasileña lo compró por 12 millones de dólares y lo incorporó a su flota en 2001 hasta que lo desactivó en 2017. EFEverde

 

Sigue a EFEverde en Twitter

Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE.