Vista de unas turbinas eólicas en una imagen de archivo. EFE/Guillaume Horcajuelo

COP27 CLIMA ENERGÍA

Crisis energética, ¿freno o revulsivo para la transición ecológica?

Publicado por: Redacción EFEverde 3 de noviembre, 2022 Madrid

Ana Tuñas Matilla

La crisis energética derivada de la invasión de Ucrania por Rusia pone de manifiesto los riesgos asociados a la fuerte dependencia de la Unión Europea (UE) de unos combustibles fósiles que no posee, lo que, según los expertos, debería acelerar la transición ecológica y no frenarla.

Cómo hacer frente a los altos precios de la energía y en qué invertir los recursos disponibles planeará sobre las negociaciones que se aborden a lo largo de cubre del clima de Egipto, COP27, en la que mandatarios de todo el planeta deberían centrarse en cómo avanzar hacia una descarbonización para mitigar el cambio climático.

La incapacidad de los Gobiernos para afrontar la transición nos ha llevado a una situación de "tremenda vulnerabilidad social" por la alta dependencia de los combustibles fósiles, algo que se habría evitado con una descarbonización más temprana, según el responsable de Energía y Clima de Ecologistas en Acción, Javier Andaluz.

Por eso, la crisis debería ser un aliciente para acelerar la transición ecológica, según Andaluz, para quien las renovables y el autoconsumo son la clave.

Las medidas anticrisis conllevan el riesgo de elevar la dependencia del gas 

La respuesta sólo puede ser acelerar la transición hacia un modelo energético eficiente, renovable y justo que aproveche los recursos locales en vez de estar sometidos a combustibles fósiles que, además de abocarnos al cambio climático, nos dejan al albur de convulsiones geopolíticas, añadió Mar Asunción, responsable del Programa de Clima y Energía de WWF España.

En su opinión, las medidas adoptadas en la UE, incluida España, conllevan el riesgo de alargar la vida de los combustibles fósiles, pues, además de por la reducción del consumo y las renovables, se está apostando por invertir en nuevas infraestructuras de gas que mantendrá a los países "como rehenes de importaciones durante al menos esta década".

"Las condiciones para que esta crisis sirva como revulsivo para la transición energética están ahí. Las renovables son la opción más económica y, dada la situación de emergencia climática, que nos obliga a reducir a cero las emisiones de efecto invernadero, son la única alternativa", aseveró el portavoz de Greenpeace, Pedro Zorrilla.

No obstante, los intereses económicos ligados a la industria fósil son muy poderosos y trabajan por mantener o incluso aumentar el consumo de energías fósiles, por lo que no está claro que se vaya a girar definitivamente hacia las renovables, según Zorrilla, quien destaca también la necesidad de poner fin al derroche energético.

Desde la Fundación Renovables, el experto en cambio climático Juan Fernando Martín advirtió de que la crisis está favoreciendo que viejos fantasmas que se creían olvidados en la UE, como el carbón, el uranio o el fracking vuelvan al discurso político, que no empresarial, "haciendo un flaco favor a la transición".

Muchos países, entre ellos España, están aplicando medidas extraordinarias para aliviar el impacto en los consumidores del aumento de los precios energéticos, lo que tiene el efecto "indeseado" de promover el consumo de combustibles fósiles y podría ser interpretado como un freno a la transición ecológica, apuntaron desde la patronal eléctrica española AELEC.

Estas intervenciones temporales no pueden hacer olvidar que la política europea de energía y clima gira sobre dos pilares: la descarbonización de la economía y la seguridad energética, que en el contexto actual adquiere una importancia especial y hace necesario acelerar los planes de inversión en tecnologías renovables, fomentar el ahorro y eficiencia energética.

Para el director general de Club Español de la Energía, Arcadio Gutiérrez, los pasos dados desde el comienzo de la invasión no indican que la crisis vaya limitar la ambición de la transición ecológica en Europa, sino todo contrario, y la transición energética supone una "oportunidad única" para España, para el desarrollo industrial y la generación de empleo.

"Europa llega a la COP27 con los objetivos de descarbonización a 2030 más ambiciosos y demostrando que la transición energética continúa siendo una prioridad y que la acción climática no se ha rebajado. Las crisis energéticas que se han sucedido siempre han ayudado al desarrollo de las tecnologías", apuntó Gutiérrez.

Acelerar más que otros países para no volver a ser dependientes

La factura que estamos pagando deriva de un exceso de dependencia de los combustibles fósiles. Descarbonizar la economía es la vía para reducir el calentamiento global, garantizar el suministro y reducir los costes energéticos, según Pablo Bascones, socio responsable de Sostenibilidad y Cambio Climático en PwC.

"Debemos aprovechar la oportunidad y acelerar la transición para convertirnos en referente y evitar que otros aceleren antes y terminemos siendo importadores de energía verde y tecnologías limpias", según Bascones, que reclamó un reparto coherente entre distintas fuentes energéticas, así como una estabilidad regulatoria y fiscal que facilite las inversiones a largo plazo.

Ahora más que nunca, es esencial acelerar la transición energética, "no sólo por motivos de sostenibilidad, sino también para salvaguardar la seguridad de suministro", según el socio de sectores regulados y análisis económico de EY, Antonio Hernández.

Por ello, hay que seguir tomando medidas para un mayor despliegue de tecnologías renovables, tanto eléctricas como gasistas y ecocombustibles con el objetivo de que, a medio plazo, la demanda se cubra por fuentes autóctonas y minimizar los impactos negativos de los shock de oferta internacionales sobre ciudadanos y empresas. EFEverde

Sigue a EFEverde en Twitter

Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE.