CSIC: Castor pudo salvarse con un buen sistema de monitorización.EFE/Tjerk van der Meulen/CSIC

ALMACÉN GAS CASTOR

Castor pudo salvarse con un buen sistema de monitorización, según CSIC

Publicado por: Redacción EFEverde 30 de junio, 2022 Madrid

La monitorización insuficiente impidió comprender qué pasaba en el almacén de gas de Castor y anticiparse a los terremotos que provocaron su cierre, según un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que alerta de que esto puede hacer peligrar otros proyectos de geoenergía.

El proyecto de Castor, de la española ACS y la canadiense Escal, buscaba reconvertir en un almacenamiento de gas un antiguo pozo petrolífero ubicado a 1.750 metros de profundidad bajo el nivel del mar, frente a las costas de Vinaroz (Castellón).

El Gobierno decidió desmantelarlo y sellarlo en 2019, tras llevar años hibernado después de que en 2013 se llegaran a registrar hasta 500 seísmos en la zona tras una inyección de gas, una decisión por la que el Estado tendrá que indemnizar con 1.350 millones de euros a Santander y CaixaBank.

En el estudio han participado el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA), el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA) y el Instituto de Ciencias del Mar (ICM), todos dependientes del CSIC; y el Instituto de Geociencias de Rennes (Francia).

El informe advierte de que una localización imprecisa de los terremotos inducidos y no tener en cuenta todos los procesos que los pueden inducir puede poner en peligro el desarrollo de futuros proyectos de geoenergías, como los almacenamientos de carbono o de hidrógeno, claves para avanzar en la descarbonización y mitigar los efectos del cambio climático.

"Es necesario revertir el daño que los terremotos de Castor hicieron sobre la percepción pública, ya que sin proyectos de geoenergías no se podrá alcanzar la neutralidad climática", ha subrayado Víctor Vilarrasa, investigador del IMEDEA e IDAEA y coautor del informe.

En su opinión, la combinación de las medidas de campo –caudal de inyección, evolución de la presión y temperatura, deformaciones o sismicidad inducida, con modelos que tienen en cuenta los procesos físicos relevantes "podría haber permitido gestionar los sismos y haber salvado Castor".

Falta de sismógrafos operativos entorno a la plataforma 

"Disponer de una red de monitoreo adecuada y de un protocolo para gestionar la sismicidad inducida es esencial para el éxito de estos proyectos", ha añadido el investigador del IDAEA Jesús Carrera.

En el caso de Castor, dado que los sismógrafos situados en el fondo marino no estaban funcionando no se debería haber llevado a cabo la inyección de gas, pues "no se podía localizar con precisión los terremotos inducidos en tiempo real y comprender lo que estaba pasando", ha añadido.

Así, pese a que ya han pasado 9 años, aún no se sabe exactamente la profundidad de los terremotos, según el investigador del ICM Antonio Villaseñor, que ha subrayado que la falta de sismógrafos operativos en torno a la plataforma de Castor, incluyendo los de profundidad en alguno de los 14 pozos que se perforaron para el proyecto, "complica mucho el análisis".

"En proyectos de este tipo es necesario poder localizar los terremotos inducidos en tiempo real y para eso hace falta un sistema de monitoreo adecuado", ha aseverado el experto en un comunicado.

Por otra parte, además del aumento de la presión en el subsuelo causada por la inyección del gas, hay otros mecanismos que pueden producir terremotos.

Desestabilización de la falla de Amposta

Según Silvia de Simone, del instituto francés, en almacenes como el de Castor, la flotación juega un papel muy importante, ya que la densidad del gas es 10 veces menor que la del agua que llena los poros de la roca donde se almacena el gas.

Según el principio de Arquímedes, ha apuntado, la fuerza vertical de flotación es igual al volumen de fluido desplazado multiplicado por la diferencia de densidades entre el fluido desplazado y el que lo desplaza.

"Por lo tanto, la fuerza vertical de flotación ejerció un papel importante en la desestabilización de la falla de Amposta, que desencadenó los terremotos de Castor", según la coautora del informe, que concluye que la integración de la red de medidas con los procesos físicos es la clave para la predicción y gestión de la sismicidad inducida. EFEverde

Sigue a @EFEverde en Twitter

Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com