Buitres leonados alimentándose en el Parque Natural de Alcornocales (Cádiz).EFE/ Antonio Atienza

NATURALEZA INVESTIGACIÓN

Dehesas ibéricas, claves para conservar las aves carroñeras del sur de Europa

Publicado por: Redacción EFEverde 16 de febrero, 2022 Huelva

Las dehesas ibéricas desempeñan un papel clave en la conservación de las grandes aves carroñeras del sur de Europa debido a su rica biodiversidad y al hecho de que poseen recursos alimenticios diversos, abundantes y atractivos, según una investigación liderada por la Estación Biológica de Doñana.

En el estudio, publicado en la revista Scientific Reports, también ha participado personal investigador de las universidades Miguel Hernández, Sevilla, Pablo de Olavide y Lleida, así como la Basque Research and Technology Alliance y de personal científico de la Universidad de Montpellier y el Parc National des Pyrénées, ha informado la estación en un comunicado.

El responsable del trabajo, Alejandro Delgado González, ha explicado que esta investigación se basa en el marcaje de buitres leonados adultos marcados mediante GPS: "La extensión del trabajo en cinco áreas de estudio y el número de individuos marcados, más de cien, lo convierten en el proyecto de ecología del movimiento con aves carroñeras más ambicioso llevado a cabo en Europa".

El punto clave del trabajo es que buitres de las cinco poblaciones estudiadas (Pirineo francés, Pirineo catalán, valle del Ebro, Cazorla y Cádiz) han viajado a la misma zona del suroeste de la Península Ibérica, y que los análisis realizados muestran que es la existencia de dehesas lo que determina esta atracción y convergencia de las aves en esta región.

La razón es que esos ambientes de dehesa, que reúnen usos del suelo tradicionales muy diversos donde se intercalan arbolado propiamente adehesado, pastizales, cultivos y monte mediterráneo, son extremadamente ricos en biodiversidad y poseen recursos alimenticios diversos, abundantes y atractivos.

Gran cabaña ganadera extensiva

Ello se debe a la gran cabaña ganadera extensiva y a que los propietarios de las explotaciones en muchos casos siguen dejando los animales muertos a disposición de las aves gracias a las nuevas normativas sanitarias más permisivas.

Por otro lado, las poblaciones de ungulados salvajes (ciervos y jabalíes) han aumentado en las sierras mediterráneas lo que también proporciona recursos gracias a mortalidad natural y monterías.

Según han señalado Ainara Cortés-Avizanda y José Antonio Donázar, directores de la investigación, las dehesas son ejemplos de cómo economías humanas tradicionales favorecen el mantenimiento de la biodiversidad y de procesos ecológicos complejos que pueden ser clave para mantener funciones y servicios dentro de los ecosistemas. EFEverde

 

Temas :
Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com