El Parque Nacional Tortuguero, en el Caribe de Costa Rica. EFE/Jeffrey Arguedas/ARCHIVO

DESARROLLO SOSTENIBLE

James Scriven (BID Invest): Es tiempo de actuar y aumentar soluciones climáticas

Publicado por: mluquillas 1 de julio, 2022 Madrid

 "Es tiempo de actuar y poner en marcha las soluciones climáticas y el sector privado tiene y debe ser parte del desarrollo de las mismas", aseguró el gerente general de BID Invest, James Scriven, quien participa hasta este viernes junto a otros expertos en la Semana de la Sostenibilidad de Miami (EE.UU.).

El sector privado, parte de las soluciones climáticas

El gerente general de BID Invest, James Scriven. EFE/Giorgio Viera/Archivo

El foro de la Sostenibilidad está organizado por el Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y en el mismo intervienen más de 300 expertos del sector financiero que centran su actividad en la región de Latinoamérica y el Caribe.

"El sector privado tiene y debe ser parte de la puesta en marcha de las soluciones climáticas", afirmó en una entrevista con EFE Scriven -que dirige BID Invest, el área financiera privada del Grupo BID-, quien añadió que este fue uno de los "temas importantes" de la COP26 de Glasgow (Reino Unido) junto al papel del sector público.

Scriven recordó que las sesiones en el foro de Miami se abrieron con las palabras del asesor especial del secretario general de la ONU para la Acción por el Clima, Selwin Hart, quien aseguró que la crisis climática es la primera emergencia y advirtió que la población de Centroamérica, Sudamérica y estados insulares "tienen quince veces más probabilidades de morir por un impacto climático".

De ahí la urgencia de "actuar ya", apuntó Scriven, quien añadió que tras la firma de los acuerdos de la COP26 de Glasgow "se han producido varios anuncios de empresas y líderes mundiales y los esfuerzos para luchar contra los impactos del cambio climático se han empezado a unir antes que a separarse".

Creación del Club del Clima

Explicó que esos esfuerzos se han visto reflejados con la firma esta semana en Elmau (Alemania) en la Cumbre del G7 del Club del Clima, un nuevo foro intergubernamental que nace con el objetivo de acelerar el desarrollo y aplicación de las medidas para reducir los impactos del cambio climático y con la finalidad de descarbonizar la economía enfocándose en el sector industrial.

"El mensaje es muy claro es de urgencia de actuar y de practicidad, porque ya pasó el tiempo de pensar y debatir, es tiempo de ir al cómo hacer más efectiva la lucha contra los impactos climáticos", según Scriven, quien incidió en que en ese ámbito "es indudable el papel del sector público y del privado".

Los problemas de desarrollo "son muy complejos" y solamente las entidades que atienden al sector público y privado y pueden influir en ambos, "van a ser parte de esta solución, como el caso del Grupo BID".

Cambio generacional 

A su juicio, clientes, empleados y la gente en general demanda cada vez más la adopción de soluciones climáticas, "existe un cambio generacional en la población", son los más jóvenes los que están demandando esas medidas, porque "son ellos los que van a sufrir más las consecuencias del cambio climático en el futuro".

"Hay un aumento del nivel de conciencia sobre lo que está sucediendo", subrayó Scriven, para quien la "concienciación se ha extendido a casi todos los inversionistas", porque antes las grandes empresas de fondos miraban "la rentabilidad", ahora que esas corporaciones están en manos de sus herederos las inversiones "son totalmente distintas" y buscan soluciones climáticas.

Recordó que en Glagow el BID anunció un aumento del 40 % de sus objetivos climáticos, y con los fondos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) el banco "identifica y certifica que los mismos tienen un efecto positivo sobre los indicadores objetivo".

Con ello se verifica que no exista "greenwashing" (lavado verde) de las empresas, y existe "mayor responsabilidad" para identificar las áreas en las que se trabaja.

Oportunidades y desafíos para Latinoamérica y el Caribe

Además, aseguró que "el cambio climático genera oportunidades y desafíos para Latinoamérica y el Caribe", y el BID tiene la "necesidad y responsabilidad de ayudar en la resiliencia y adaptación en la región".

Latinoamérica y el Caribe es una de las regiones "con más producción per cápita de energías renovables", dijo, pero también alberga muchos de los materiales necesarios para el futuro, como el litio para las baterías, y "otros materiales que van a ser parte de la solución del cambio climático".

Por ello, "aprovechar esa situación es invertir fuertemente en los commodities (materias primas) de los que va a beneficiarse el mundo en esa transición, sin descuidar la vulneración de la región al cambio climático. No es todo positivo", concluyó.

No obstante, aseguró que el BID exige a las empresas el cumplimiento de la debida diligencia y el propio banco responde a esos principios, para evitar conflictos sociales como los que se han producido en Chile, Colombia o Ecuador y asegurar inversiones a largo plazo. EFEverde

 

Sigue a EFEverde en Twitter