La directora de la campaña Stop Ecocidio España, Maite Mompo. EFE/ Rodrigo Jiménez/ARCHIVO

PREMIOS ONES

Maite Mompó (Stop Ecocidio): La Corte Penal Internacional debe incluir el ecocidio

Publicado por: mluquillas 10 de junio, 2022 Madrid Fuente: Ecologistas

Diversas iniciativas parlamentarias y ciudadanas defienden la inclusión del ecocidio como delito en la CPI, la última es la de la Asamblea Ciudadana para el Clima para incluirlo en el Código Penal español, asegura la directora de la campaña de Stop Ecocidio España, Maite Mompó.

Mompó explica en entrevista con EFEverde que se ha pasado de que no se conozca prácticamente el término ecocidio a que ya esté introducido en el vocabulario de la sociedad y "los políticos cada vez lo ven más claro que es lo que se necesita y la población lo pide".

Diversas iniciativas para la inclusión del ecocidio en la CPI

Desde Stop Ecocidio España señalan que entre las iniciativas que se han presentado para solicitar la modificación del Estatuto de Roma, documento constitutivo de la Corte Penal Internacional (CPI), para que este tribunal sume el ecocidio a los delitos que juzga están las proposiciones no de ley (PNL) presentadas en el Parlamento Foral de Navarra, en la Comisión para la Transición Ecológica y Reto Demográfico del Congreso de los Diputados, en la de la Comisión de Exteriores de la misma Cámara y en el Parlamento de Cataluña.

Además, desde la organización se ha desarrollado una campaña para que los ayuntamientos españoles aprueben mociones en este sentido y, según explican, se van sumando solicitudes, como la Iniciativa Legislativa Popular que ha solicitado dar personalidad jurídica al Mar Menor (Murcia), para dotar de derechos a la naturaleza.

[box type="shadow" ]La organización Stop Ecocidio España ha sido galardonada con el Premio Ones Bosque Habitado de Mare Terra Fundación Mediterránea entregado este viernes en el Teatro Metropol, en Tarragona.[/box]

La últimas es la recogida por la Asamblea Ciudadana para el Clima que incluye entre sus "recomendaciones y peticiones para hacer la transición hacia formas de vida más respetuosas con el medio ambiente, de forma más seria y cómo llevarlas a la práctica o la necesidad de criminalizar el ecocidio a nivel internacional", sostiene Mompó.

"Es hora de cambiar las prácticas si queremos tener un planeta habitable", asegura, y "hacerlo con urgencia, aunque sea por egoísmo, porque la especie humana está en peligro".

Maite Mompo recoge el  Premio Ones El Bosque Habitado concedido a Stop Ecocidios en los premios Mare Terra de Tarragona

Inversiones respetuosas con el medioambiente

Porque lo que se conseguiría con la criminalización del ecocidio es "poner una barrera ética y jurídica para que todas las inversiones y la forma de actuar de la industria vaya hacia maneras que sean más respetuosas ambientalmente", porque "hasta este momento, existe una "impunidad casi total en la manera de actuar, el causar daños al medio ambiente es el último escalón" que las empresas contemplan al iniciar una actividad económica.

"Se necesita tener un marco legal para guiarlas y como motor del cambio empresarial y de gestión", según la directora de la campaña de Stop Ecocidio España, que sugiere que se considere como una "herramienta que se puede utilizar para realizar prácticas que no sean destructivas y cómo ir hacia una verdadera transición ecológica, real, que ponga la vida en el centro y que también se saque beneficio económico, pero priorizando la protección de la vida".

Aunque el camino para la inclusión del ecocidio es largo, Mompó considera que se "necesita este periodo de tiempo para que las empresas cambien su forma de actuar, que tiene que ser progresiva, porque no puede ser de la noche al día, este marco legal, ayudará para que se produzca "el cambio en sus actividades y emprendimientos económicos".

Existe una emergencia mundial no solo climática sino también ecológica, subraya Mompó, porque también está la pérdida de la biodiversidad y la toxicidad de la contaminación en todo el planeta, y asegura que son temas que "hay que abordar ya, sin dilación, y cambiar las prácticas".

El hecho de tener la ley de ecocidio en el horizonte "que es inevitable" ayuda en ese sentido, para que los propios inversores cambien antes y no esperen a último momento.

Un cambio global

Afirma que el cambio que ha de ser global, sostiene, porque "vivimos en un solo planeta, en una casa común y lo que sucede en cualquier rincón del mundo es importante para el resto, estamos todos conectados".

[box type="shadow" ]Y recuerda que cuando se habla de ecocidio se refiere a un daño grave, duradero o extenso a la naturaleza y al medio ambiente, y, "normalmente, los ecocidios son transfronterizos".[/box]

Asegura que "las empresas que más ecocidios causan son normalmente las corporaciones, y son también transnacionales".

Por ello, asevera, es "tan importante que sea un crimen internacional" y entre en la jurisdicción de la Corte Penal Internacional.

Esto, dice, ayudará a que cuando una comunidad determinada vea que del ecosistema del que depende su supervivencia es objeto de ecocidio y lo denuncie en su país, pero allí no funcione el sistema jurídico legal, podrá acudir a la CPI".

Energía nuclear y gas

Recuerda, por ejemplo, el caso de la central nuclear de Fukushima en Japón, que según ha anunciado la empresa Tepco, verterá al océano Pacífico el agua "tratada" de las instalaciones, una "radiactividad que se sumará a la de las islas Marshall, que es donde Estados Unidos hicieron sus pruebas nucleares durante años y también desde Mururoa, en la polinesia francesa, donde los franceses llevaron a cabo las suyas".

"Puede tener una repercusión sobre la vida marina en todo el Pacífico enorme", dice, y este "es un indicativo más de que los seres humanos ponen en peligro la vida de miles de especies, incluida la humana, por intereses económicos".

Recuerda, que la energía nuclear produce unos residuos de alta radiactividad que "se van a quedar en el planeta durante miles de años y no hay ningún material en el planeta que pueda frenarlos".

Por ello, rechaza la inclusión de la energía nuclear como "limpia" en la taxonomía de la Unión Europea, cuando si se produce un error humano en una de las centrales nucleares "se pone en riesgo la vida de millones de personas".

Y el gas, "al que se la ha puesto el apellido de natural", es un gas fósil, que produce gases de efecto invernadero, causantes del calentamiento global, "lo que suma a la crisis climática".

Concluye, que "aquí lo que se ve claramente es la fuerza que tienen estos grandes lobbies del gas, el petróleo y la energía nuclear".  EFEverde

 

[divider]

Te puede interesar:

M.Mompó (Stop Ecocidio): La ley de ecocidio llegará a la CPI en unos años