La directora de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), Valvanera Ulargui. EFE/Daniel González

COP27 SHARM EL-SHEIJ

Valvanera Ulargui (OECC): la crisis climática es potenciadora de otras crisis

Publicado por: mluquillas 5 de noviembre, 2022 Madrid

Lourdes Uquillas.- (EFEverde).- La Cumbre del Clima (COP27) de Egipto debe buscar el espacio para responder con una "acción acelerada y ambiciosa" a la crisis climática que es potenciadora de las demás crisis actuales, ha asegurado la directora de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), Valvanera Ulargui.

Ulargui ha explicado en entrevista con la Agencia EFE previa a la celebración de la 27 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de Naciones Unidas (COP27) en Sharm el-Sheij (Egipto) entre el 6 y el 8 de noviembre, que esta cita es una "buena oportunidad para generar confianza", porque el contexto de esta cumbre "es complicado, convulso y no deseado" que pone de manifiesto que las crisis múltiples van a ser una "norma".

Buena oportunidad para generar confianza

Ha subrayado la importancia de la diplomacia climática, de la que dependen los resultados de esta cita internacional, donde se prevé la participación de jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo.

La crisis climática "potencia" la pérdida de biodiversidad, la crisis energética -evidentemente provocada por la guerra de Ucrania, donde está habiendo también muchos movimientos en el ámbito diplomático-, pero donde "tenemos que colocar las piezas y buscar las prioridades claras".

Porque las estructuras actuales "no responden" a las crisis actuales y la COP27 es una "buena oportunidad" para volver a generar confianza, "por eso son importantes los movimientos diplomáticos", para volver a poner encima de la mesa "la crisis climática como prioritaria en la respuesta multilateral y buscar nuevas vías de cooperación entre los países".

En opinión de Ulargui, etas son unas negociaciones que están "afectadas" por los temas ambientales, por los de mitigación, los energéticos, de seguridad alimentaria y, evidentemente, de la gran deuda de los países afectados por los impactos del cambio climático.

Nueva agenda inclusiva 

La respuesta que "tienen" que dar los líderes climáticos, ha indicado, es primero volver a buscar el momento que se ha buscado en otras cumbres de la "importancia de esta agenda", es el "primer apoyo y decisión" que los jefes de Estado tendrán que dar entre el 7 y 8 de noviembre cuando pasen por Sharm el-Sheij.

Porque hay que "dar impulso y generar resultados tangibles" respondiendo a los grandes impactos que tenemos en adaptación, que se han manifestado de "manera abrupta" en todo el mundo especialmente en países vulnerables, con las sequías en el cuerno de África, las inundaciones de Pakistán y un largo etcétera de eventos extremos que ponen de manifiesto que "se abre una nueva agenda".

Y esta nueva agenda necesita una "respuesta inclusiva" al reto de pérdidas y daños que exigen los países en desarrollo, ha dicho, e incidido, con un "concepto muy amplio y complejo".

Esto es, hablar en el marco de la Convención de Cambio Climático de "minimizar" las pérdidas y daños, lo que significa más acciones de mitigación, más reducción de emisiones en todos los países para limitar el calentamiento global, minimizar los daños "con más políticas de adaptación", que es otra de las grandes agendas de las Cumbres.

Asimismo, ha enumerado, estudiar cómo se invierte con políticas adaptativas que reviertan los impactos, pero -sobre todo- que se anticipen a estos impactos y "nos hagan resilientes" ante los que conocemos y los que están también por venir, cómo hacer que las infraestructuras, la agricultura, las ciudades, las costas sean resilientes.

Más financiación

Ha recordado que Naciones Unidas "está pidiendo" que se aumenten las aportaciones para la adaptación climática en la cooperación con terceros países.

Y el tercer campo de pérdidas y daños que es el "gran reto que viene en esta COP27" es cómo hacer frente a los impactos una vez que han ocurrido en países en vías de desarrollo, que conllevan enormes pérdidas económicas y sociales y pérdidas no materiales como las culturales, cómo gestionar desde Naciones Unidas las migraciones climáticas y todos estos daños.

Esto que es el contexto general, en la última noche de la cumbre de Glasgow "fue un tema de fricción para conseguir el acuerdo final y llega a la COP27 como un gran tema político en la agenda de los países".

Ulargui ha subrayado que hay varias máximas que son importantes, la primera que la comunidad internacional tiene que entender que se necesita una gobernanza diferente para responder a las pérdidas y daños, porque no solo se habla de cambio climático, sino también de todos los organismos internacionales que trabajan en ayuda humanitaria, refugiados, migraciones, la ayuda oficial al desarrollo.

Además, cómo se integran los mecanismos que ya trabajan en esta agenda y cómo se integran con un vector común los riesgos e impactos que van a venir.

El escenario climático, ha incidido, "deberá ser contemplado en todas las acciones que se hagan de rehabilitación".

Reforzar y unificar la gobernanza

Eso quiere decir que la "fragmentación" actual de la gobernanza se tiene que "reforzar y unificar", para hacer frente a pérdidas y daños.

Ha explicado que en la COP25 se creó la Red de Santiago (Chile), para facilitar asistencia técnica a los países y compartir buenas prácticas y en esta cumbre tiene que ponerse en práctica y conocer la institucionalidad que la va a regir.

España da el "máximo" apoyo a esta propuesta para no perder más tiempo y también la Unión Europea, para poner en marcha esta "pata de la gobernanza".

La otra "pata" de la gobernanza es la financiación y cómo se pondrá en orden en todas las instituciones y cómo se financia la fase posterior de pérdidas y daños para dar una una "respuesta legítima" a los países en vías de desarrollo.

Este es un tema que Egipto va a potenciar y "España y la Unión Europea están dispuestas a apoyar", ha asegurado. EFEverde

 

Sigue a EFEverde en Twitter