Una playa del Parque Nacional de Doñana-Matalacañas en Huelva. EFE/ J.J. Guillén/ARCHIVO

DOÑANA AGUA

WWF advierte de problemas en la cadena trófica por la falta de agua en Doñana

Publicado por: Redacción EFEverde 8 de diciembre, 2021 Huelva Fuente: Ecologistas | WWF

La falta de agua en las marismas de Doñana debido principalmente a la falta de lluvias y a la deficiente gestión que de este recurso se realiza en la zona, va a provocar problemas en la cadena trófica de las distintas especies que viven en este espacio, según se ha advertido la organización WWF.

Estado "preocupante" de la marisma

En declaraciones a Efe, el responsable de Proyectos de Aguas y Agricultura de WWF España, Felipe Fuentelsaz, ha indicado que la marisma está este año "muy seca" y que "su estado es preocupante".

Fuentelsaz ha indicado que según se ha expuesto en la última reunión de la Comisión de Trabajo de Biodiversidad del Consejo de Participación de Doñana, en la que se ha abordado el estado de inundación de la marisma, en los primeros meses de el año hídrico actual, es decir, del 1 de octubre al 30 de noviembre, "sólo ha llovido 85 litros en la zona, lo que supone el segundo peor dato de los últimos 10 años".

El parque está "totalmente seco, las últimas lluvias de hace dos semanas han dejado tres o cuatro charcos en las marismas de El Rocío, que son las primeras en llenarse, y que no son más que un espejismo, ya que el estado de la marisma entera es alarmante".

Sequía y aves migratorias

"Este año no hay lámina de agua y al no haberla la afección que se produce afecta a un ciclo completo, es decir, al no haber agua no se reproducen ni anfibios ni insectos, tampoco algunas plantas y, por ende, las aves no pueden comer y se produce, por tanto, un problema en la cadena trófica de las distintas especies", ha apuntado.

Esto sucede coincidiendo, además, con la llegada a Doñana de las aves procedentes del Norte de Europa en su período de emigración y "el hecho de que se vayan a encontrar con una marisma seca va a suponer un problema".

La situación se produce además de por la falta de lluvias por "la gestión del uso del agua en la marisma, por los episodios de la extracción ilegal de agua subterránea para cultivos de frutos rojos".

En este punto, ha reconocido que desde la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) se está realizando "un esfuerzo importante para cerrar fincas y captaciones", si bien, "no se está aplicando el Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte y ahí la Junta de Andalucía y los Ayuntamiento tienen mucho que decir porque saben qué zonas se están regando fuera de dicha norma".

Con un acuífero mayoritariamente sobreexplotado y la cuenca del Guadalquivir declarada en estado de sequía extraordinaria, "hay que tomar medidas urgentes y cerrar las 1.600 hectáreas que a día de hoy continúan regándose ilegalmente, y ahí tenemos que estar todos unidos, administraciones, ecologistas y los agricultores", ha concluido. EFEverde

 

Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com