fenómenos extremos

Investigadoras alertan incremento de fenómenos extremos por crisis climática. EFE/Jim Lo Scalzo

CRISIS CLIMÁTICA

Investigadoras alertan incremento de fenómenos extremos por crisis climática

Publicado por: Redacción EFEverde 16 de septiembre, 2021 Madrid

El ser humano se enfrenta a un problema “complejo”, más allá del cambio climático, que incluye factores como la extinción o invasión de especies y todo tipo de agresiones a la biodiversidad, según han advertido cuatro investigadoras españolas del cambio climático en el evento celebrado este jueves por el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN).

Especies invasoras

Entre las investigadoras presentes en mesa la redonda- en colaboración con la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología del Ministerio de Ciencia e Innovación- ha participado la científica del MNCN-CSIC y proyecto europeo LifeInvasaqua, Anabel Perdices, quien ha lamentado de la “alta pérdida de biodiversidad nativa” a causa de la proliferación de especies invasoras.

Perdices, quien estudia el comportamiento de las especies invasoras en los ecosistemas acuáticos, ha añadido que el aumento de las mismas, “no solo causa problemas a los animales, sino también problemas sanitarios a nivel humano”.

Un 80% de las especies que habitan en la Península son propias de su zona, es decir, nativas que pertenecen a su hábitat, sin embargo, la entrada de otros seres vivos puede “provocar su disminución” y producir alteraciones en los ecosistemas, causando a su vez problemas socioeconómicos.

Además, Anabel Perdices ha concluido recordando que “desde los años 70” el crecimiento de las especies invasoras “ha tenido un ritmo exponencial” y, para prever la amenaza de su presencia han desarrollado una aplicación móvil “para ayudar a localizarlas”.

Consecuencias en bosques

La investigadora del MNCN y encargada del estudio del cambio climático en bosques, Ana Rey, ha intervenido para detallar, en línea con su investigación, los efectos que están afectando a la productividad de los bosques, su papel en el clima y el futuro de estos.

Los bosques juegan “un papel fundamental en el clima”, ya que son dinámicos, intercambian carbono con la atmósfera y ayudan a mantener la temperatura del agua, así como su balance energético.  

Se trata de un “aliado” en el cambio climático que está sufriendo las consecuencias de esta crisis global, que ya se ha reducido un 25% la capacidad de los bosques entre 2001 y 2015.

Según Rey, el 30% de la superficie terrestre es bosque, un porcentaje que el planeta necesita para generar biodiversidad, absorber gases de efecto invernadero o incluso agua, la cual el “75% del agua dulce proviene de cuencas forestales”.

Sector agrario

En línea con la investigación sobre la gestión agraria para reducir sus efectos nocivos para la biodiversidad, la investigadora Elena Concepción ha subrayado la importancia de poner en común “todos los departamentos de comunicación” para abordar el problema en conjunto.

Siguiendo con cifras, en torno a un “25 por ciento de los hábitats están ligados a medios agrarios”, es decir, que la “eliminación” de elementos naturales a causa de la agricultura “puede alterar los hábitats y su conservación”.

Por esa razón, Concepción ha insistido en la divulgación de información por parte de las Administraciones para que los agricultores “puedan tomar decisiones sobre el impacto en la biodiversidad”, así como medidas que favorezcan la polinización, control de plagas y sostenibilidad sin perder “beneficios económicos”.

 Por último, la investigadora del MNCN-CSIC especializada en microorganismos, Asunción de los Ríos, ha explicado durante su intervención que la presencia de estos “es fundamental para el funcionamiento de los ecosistemas”.

A causa del deshielo de los casquetes polares producido por el calentamiento global, De los Ríos ha detallado el comportamiento de estos microorganismos cuando se produce este fenómeno, quienes están colonizando el suelo “una vez que los glaciares retroceden”, y, con los años, se están viendo musgos y plantas convirtiendo una zona que era blanca, “en verde”, un efecto "negativo" para la biodiversidad.

Finalmente, las investigadoras que han participado en la mesa redonda han coincidido en que, a pesar de los datos que se están aportando por parte de la ciencia, “falta fluidez por parte de las Administraciones y los científicos”, la cual puede provocar que mucha información “se quede en el camino”. EFEverde.

 

Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE.