El embajador danés en España, Jens Kisling. EFE/Manu Moncada

El embajador danés en España, Jens Kisling. EFE/Manu Moncada

EFICIENCIA ENERGÉTICA

Madrid mira a Copenhague para mejorar la eficiencia energética de los edificios

Publicado por: efeverde 24 de mayo, 2022 Madrid

La experiencia en rehabilitación energética de edificios de la capital danesa, que aspira a convertirse en la primera capital europea neutra en carbono en 2025, representa un modelo ”interesante” para la Comunidad de Madrid, que afronta la renovación de más de 22.000 viviendas para 2023.

Así lo han puesto de manifiesto los representantes políticos y expertos en rehabilitación energética que han participado en la jornada “Eficiencia energética, diseño y tecnología para mejorar el confort y la habitabilidad, reduciendo el consumo energético en la edificación. La experiencia de Dinamarca, y el potencial de Madrid”, celebrado este lunes en las instalaciones del Canal de Isabel II de Madrid.

En la apertura de la jornada, organizada por la Comunidad de Madrid y la embajada de Dinamarca, el embajador danés, Jens Kisling, ha asegurado que “las energías renovables y la eficiencia energética son la mejor herramienta para reducir las emisiones de carbono”.

“Los daneses nos dimos cuenta de ello hace muchos años y, cómo nos gusta ahorrar, nos hemos convertido en un referente mundial en eficiencia energética”, ha señalado el diplomático.

La consejera de medioambiente de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, ha destacado que “si algo caracteriza a Madrid, es su disposición para apreciar el talento” por lo que el carácter “pionero” de las intervenciones en la capital danesa en “economía verde” representan una “experiencia interesante” para Madrid.

En Madrid tenemos muy claro que el futuro es sostenible” y, por ello, se destinarán “300 millones de euros procedentes de los fondos europeos NextGeneration” en materia residencial, que permitirán “rehabilitar 22.000 viviendas en nuestra comunidad”.

Fondos europeos para la rehabilitación de edificios

[box type="shadow" ]En concreto, se han transferido 300 millones de euros procedentes de la Unión Europea (UE), con 160 millones de euros dirigidos a mejoras en el ámbito residencial, así como para la construcción de viviendas protegidas energéticamente eficientes, con una partida de 140 millones, que deberán implementarse en 2023 y estar finalizadas en 2026.[/box]

Esta inversión convierte a la capital de España en “banco de pruebas para poner en práctica soluciones de economía circular y eficiencia energética”, porque “queremos un futuro verde y eficiente” asentado en “los pilares de la libertad, baja fiscalidad y colaboración público privada”, ha señalado Martín.

La experiencia danesa

La consejera técnica de la Agencia Danesa de Energía (Danish Energy Agency, en inglés), Anne Svedsen, ha celebrado las “grandes ambiciones de Madrid” en cuanto a rehabilitación energética, aunque ha advertido que “renovar los edificios antiguos es un desafío caro”, pero que ofrece unos beneficios económicos "mayores que la inversión”.

El “secreto del éxito” danés reside en que “desde 1979 existe un código de edificación sostenible que testea el desempeño energético de los edificios antes de su uso”, lo que se traduce en una “revaloración del inmueble”.

Además, Dinamarca ha puesto especial atención en “los certificados de sostenibilidad” y en destinar fondos para “la renovación energética de los hogares, edificios públicos y viviendas protegidas”.

"District heating" y bombas de calor

La experta danesa ha defendido el uso del "district heating", sistemas de calefacción urbana que suministran agua caliente sanitaria y calefacción, en los que la energía térmica producida en una central se distribuye por una red de tuberías urbana, un sistema que emplean el "99 % de los edificios en Copenhague".

Svedsen ha destacado la necesidad de “electrificar la calefacción", es decir, pasar del gas y el petróleo a las bombas de calor impulsadas con electricidad de origen renovable, algo que constituye una “buena alternativa al gas en esta situación de crisis energética”.

Los edificios calentados con petróleo, tienen mucha pérdida de calor”, pero como los combustibles fósiles “producen mucha energía, da igual”, en cambio, “las bombas de calor requieren buen aislamiento”, por lo que “conviene invertir en ese sentido”. EFEverde

efeverde

EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com