Álex Galán en una foto durante la entrevista. EFE/Pablo Rojo.

CINE MEDIOAMBIENTE

"Salvajes": un "docu-western" para "escuchar a quien nunca se escucha"

Publicado por: efeverde 21 de junio, 2022 Madrid

Pablo Rojo -. "Salvajes", un largometraje a caballo entre la ficción y la realidad con el lobo ibérico como argumento de fondo, ha permitido acuñar el término "docuwestern" a su director, Álex Galán, quien ha explicado a Efe que ha rodado una película para "escuchar a quien nunca se escucha".

El nombre de este nuevo subgénero cinematográfico surge "a raíz de ver el perfil de los personajes del documental", cuya vida de alguna forma está relacionada con el lobo ibérico y comprobar que "todos comparten rasgos con los que aparecen en los protagonistas del cine del Oeste", en el sentido de que "son muy libres para hacer el bien o el mal y no dudan en recurrir a cualquier acción para lograr lo que ellos interpretan como justicia".

Pastores, ecologistas o guardas forestales, entre otros, defienden sus respectivas posturas frente a este animal ante la cámara y luego se dejan acompañar por ella en su día a día, para grabar sus palabras y acciones con tal naturalidad que en muchas ocasiones da la impresión de que no son conscientes de que están siendo grabados.

Se trata de crear "una confusión en el espectador parecida a la que podría sentir si conversara personalmente sobre el lobo ibérico con dos personas que tuvieran opiniones enfrentadas" sobre su conservación.

"Queríamos que el espectador estuviera todo el tiempo dudando, apretar los márgenes de la ficción y la realidad hasta el punto que sean tan difusos que la gente dude" sobre lo que está viendo en pantalla, si lo que sucede está preparado o no, y de esta manera rodar "un cuento, el cuento del lobo", ha resumido Galán.

Para ello, ha sido necesario emplear un año de preproducción y otros dos de rodaje, si bien el tiempo dedicado a los entrevistados "ha sido mayor, para así poder ganar su confianza frente a la cámara".

El director pone como ejemplo el de una familia de ganaderos a la que conoció tres años antes del rodaje y a quienes ha ayudado en numerosas ocasiones en sus labores en el campo.

Portada del documental cedida por Wanda Films

"El principal problema del campo no es el lobo"

El objetivo de la película radica en "la importancia de escuchar a quien nunca se escucha", a la propia gente del mundo rural que convive con este animal, porque "la reciente legislación se está haciendo a golpe de decreto" desde despachos en Madrid "y no de forma dialogada con los agentes implicados a pie de campo", ha afirmado, lo que a la larga "puede ser perjudicial incluso para la conservación del propio lobo".

De hecho, "el principal problema del campo no es la presencia de este animal", defiende el director, ratificando a uno de los entrevistados de su documental, sino "cómo el mercado está aplastando al campo con precios abusivos y las subidas continuadas del gasoil, los piensos o la luz", lo que puede terminar hundiendo las expectativas de futuro para lo rural.

Un documental bien acogido por  la crítica

Más allá de las palabras de su director, el largometraje ha sido bien acogido por público y crítica y, por ejemplo, en Asturias fue la película más vista en cines durante el fin de semana de estreno, además de ganar el Premio del Público y la Mención Especial del Jurado en el Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias (FICMEC21).

La estrategia comercial de este "docuwestern" pasa por "ir estrenando poco a poco en los cines de provincias" antes que en las grandes capitales para que llegue al mayor número posible de habitantes del mundo rural. EFEverde.

 

efeverde

EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com