En España hay 11 tipos de serpientes, 3 de ellas víboras

Publicado por: mluquillas 7 de septiembre, 2022

En España existen 11 especies de serpientes, tres de ellas víboras, ejemplares estas últimas que provocan anualmente entre 2.000 y 5.000 mordeduras, con una o dos muertes al año, explica a EFE el presidente de la asociación ambiental Iberozoa, Antonio Martín Higuera, que asegura, no obstante, que existen más muertes por picaduras de avispa o mordeduras de perros.

Martín formó e 2016 junto a Javier Muqueta y Miguel Lorente -todos ex alumnos de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM)-, la asociación Iberozoa, con el objetivo de dar a conocer y divulgar sus conocimientos sobre la fauna y la naturaleza en la península ibérica y promover su conservación, y que actualmente funciona en toda España.

Once especies de serpientes en España

 

Imagen de un ejemplar de culebra bastarda facilitada por un vecino de Villamanta, en Navalcarnero (Comunidad de Madrid). EFE

El presidente de Iberozoa explica que aunque genera alarmismo por el tamaño, el hallazgo de ejemplares de algunas especies de serpientes, especialmente de culebras como la "bastarda" o la "de escalera", cerca o en zonas residenciales de las áreas rurales, "es bastante frecuente".

Según el biólogo, en España existen unas 11 especies de serpientes, que pueden llegar a medir entre 50-60 centímetros y dos metros, "pero ninguna supone una amenaza para el ser humano", salvo las tres especies de víboras: la hocicuda (Vipera latastei), de Seoane (Vipera seoanei) y la áspid (Vipera aspis).

La víbora hocicuda se encuentra en casi toda la península ibérica, a excepción de la zona norte y noreste, y en la zona de la Comunidad de Madrid se encuentra más cerca de la Sierra o de la montaña, más arriba de la Pedriza (Manzanares el Real).

A pesar de ser venenosas, "es el ser humano es el que la convierte en peligrosa", asegura, ya que "es muy pequeña, muy tímida, muy difícil de ver y únicamente ataca cuando se le toca, de lo contrario huye", porque el primer instinto de cualquier serpiente "siempre para su defensa es huir".

Martín señala que en el mundo hay algunas variedades de serpientes, como las boas, las pitones o las cobras y las culebras son otra de ellas, que pertenecen a la familia "Colubridae", de ahí su nombre, y entre las mismas "no existe diferencia en cuanto a morfología, formas, hábitos, son solo un tipo de serpientes".

Respecto a las culebras, existen la de escalera (Rhinechis scalaris), que es de color ocre y se distingue por dos líneas de color negro a lo largo del lomo, mientras que la bastarda o de Montpellier (Malpolon monspessulanus) es de color verde obscuro y constituye la más grande de Europa.

El veneno de la culebra bastarda "es menos peligroso que el de una avispa" y lo utiliza solo para cazar, cuando necesita alimentarse de animales, como los roedores, micromamíferos u otros, según el herpetólogo, quien afirma que las culebras grandes "no suponen una amenaza, y, por el contrario, son controladoras naturales de plagas".

Según Martín, "realmente no es necesario llamar al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil o a la policía local" cuando uno se encuentra con un ejemplar de culebra, "porque es un animal salvaje, como cualquier otro, como si se posa un búho en el tejado de una vivienda en busca de ratones, ella misma será la que salga de la casa para ir a buscar comida en otro sitio, seguramente".

 

Llamar a servicios de emergencia 

 

Imagen de un ejemplar de culebra bastarda facilitada por un vecino de Villamanta, en Navalcarnero (Comunidad de Madrid). EFE

 

Pero un vecino de Villamanta, localidad cercana a la madrileña Navalcarnero, no opina lo mismo, tras encontrarse un ejemplar de culebra bastarda que plácidamente tomaba el sol, debajo de un ciprés, en el jardín de su casa ubicada en una zona alejada del núcleo urbano "donde existe mucha fauna como topillos y avifauna".

El vecino, que prefiere mantener el anonimato, cuenta a EFE que al ver la culebra de "tamaño grande, de metro y medio o dos metros, sin saber si era venenosa o no y como no queríamos dañarla", llamó a Emergencias 112 y fue finalmente una pareja de la Guardia Civil la que se hizo cargo del ejemplar.

Fue una agente de una patrulla de la Guardia Civil la que tras colocarse unos guantes de protección, porque "ya más o menos las conocía -aunque no sabía si era una bastarda o una de escalera- quien la atrapó", después de que la culebra se escapara a una zona de plantas, "donde la inmovilizó con un cepillo y la cogió con la mano, pero la culebra le mordió sin lograr traspasar el guante", explica.

La agente procedió a meterla en un saco "para luego liberarla en el campo", señala el vecino quien sostiene que es la segunda vez que tienen una serpiente, la anterior era "más pequeñita y más verde", pero se quedaron con la duda "si era una una víbora o no, porque estaba posada en una maceta, pero desapareció con el tiempo porque a esa la dejamos tranquila".

Las serpientes en España son especies protegidas y la Guardia Civil recomienda llamar al 112. EFEverde

 

Sigue a EFEverde en Twitter