La pérdida de biodiversidad es el colesterol para el turismo. Por (*) Arturo Crosby

El turismo es una actividad productiva basado en varios tipos de negocio según el producto (turismo vacacional de sol y playa, rural, aventura, naturaleza, deportivo, cultural, fluvial, marítimo, aéreo, etc.), que generan una serie de impactos positivos y negativos en el territorio donde se desarrollan y afectan también a la población local.

¿Habría que promocionar destinos y ofertas turísticas verdes, sostenibles..., si ahora no hay viajes? Por (*) Arturo Crosby

Permítanme comenzar  poniendo un ejemplo agrícola: si queremos recoger tomates en agosto, tendríamos que preparar el terreno, abonarlo, pensar en los encargados, medios de transporte, ventas, etc., como tarde en enero o febrero, para plantar luego las semillas y mimar el huerto hasta que aparezcan los frutos que después de estos meses podremos comercializar. ¿Es correcto? Y ahora tengan en cuenta la diferencia de hablar de un huerto de 10 m2 o de otro de decenas o centenas de hectáreas.

¿Qué es peor para nuestra naturaleza? ¿El turismo de sol y playa o el que va al medio natural y rural? Por (*) Arturo Crosby

Hay una serie de interrogantes que no gustan sacarlos a la palestra por su aparente serie de contradicciones: ética mal enfocada, miedos, desconocimiento y problemática social y política, especialmente hoy en día con la aplicación de confinamientos como estrategia de gestión de la pandemia dela COVID-19 y sus consecuencias en nuestro entorno turístico y natural.

La Liébana, un destino turístico que se renueva con la sostenibilidad. Por (*) Arturo Crosby

La comarca de Liébana es una especie de valle de valles con un microclima especial por la barrera geológica de los Picos de Europa que paran o entorpecen los vientos y lluvias del mar Cantábrico y Océano Atlántico, originando así un clima mucho más seco y soleado que el resto de Cantabria (parte de la España Verde mucho más lluviosa), que a su vez condiciona unos ecosistemas muy diferenciados de su entorno natural más próximo.

El espejismo del turismo rural en el 2020: ¿Es que todo sigue igual? Por @ArturoCrosby

En este año tan convulso y negativo para el turismo en todo el mundo, ha habido una excepción, que si bien en números absolutos puede que no represente mucho en el conjunto de un país turístico, al menos ha contribuido a que negocios que tenían una temporada casi cerrada hayan salido adelante durante este verano del 2020, al contrario que los ubicados en zonas urbanas y del litoral.

El futuro ya no es lo que era: ¿Se podrá recuperar el turismo? Por (*) Arturo Crosby

Crisis turística: ¿Hacia dónde se dirige? El objetivo de la recuperación no es la sostenibilidad porque no es la solución a la poscrisis. La sostenibilidad es una herramienta necesaria que puede determinar la rentabilidad y competitividad a medio y largo plazo del turismo a nivel local y global, pero no será ni deberá ser un factor diferenciador.

COVID y crisis climática en el turismo: ¿Una cuestión de percepción? Por (*) Arturo Crosby

Aunque esté comprobado científicamente los efectos negativos del cambio climático, habiéndose convertido en una crisis climática hace ya años, es decir ambiental y social, su traducción al turismo y en general a la sociedad se basa en la percepción de riesgo, mas que en la realidad, de cómo está la pandemia de COVID. Un claro ejemplo es el de España, destino turístico seguro (confiable), pero con una percepción negativa inducida (medios de comunicación y administraciones publicas) para la demanda, lo que ha provocado su muy escasa reactivación.

El turismo rural ante el pos-COVID: los peligros reales en España. Por (*) Arturo Crosby

A finales de mayo cuando me preguntaban sobre las perspectivas que tenía el turismo rural (turismo en las zonas rurales) en el pos-COVID, a pesar de la euforia del sector por lo que muchos medios genéricos estaban pronosticando, me atreví a afirmar que los más beneficiados serían aquellos alojamientos independientes (que no comparten ningún espacio entre huéspedes) con piscinas privadas o como mínimo de uso exclusivo de huéspedes, en caso de ser de uso para varios alojamientos, y también otros que, por su cercanía a grandes ciudades, como Madrid, Barcelona,... estarían teniendo una alta ocupación.