Buque "OS 35", en la cara este de Gibraltar. EFE/Gobierno de Gibraltar

SUCESOS BUQUE

Una parte de los vertidos del buque accidentado en Gibraltar toca la costa

Publicado por: Redacción EFEverde 2 de septiembre, 2022 Algeciras, Cádiz Fuente: Greenpeace | Varias fuentes

Las tareas de extracción del gasoleo que portaba el buque "OS 35", que el pasado lunes colisionó con un metanero y permanece en la cara este de Gibraltar, han concluido esta tarde con éxito, mientras a las costas de La Línea y del Peñón han llegado manchas de los vertidos producidos tras el accidente.

La primera fase de bombeo de los 500 toneladas de combustible que portaba en sus tanques el "OS 35" ha concluido esta tarde.

No obstante, a la playa de Poniente de La Línea de La Concepción (Cádiz) ha llegado hoy una mancha de entre 50 y 75 metros, producto del vertido que se produjo ayer desde el barco y cuya magnitud no ha sido aún cuantificada.

La Consejería de Salud y Consumo de Andalucía ha declarado la prohibición del baño en esta playa, en cuya orilla ha sido hallada "suciedad compuesta por residuos aceitosos (carburantes, aceites lubricantes y presencia de contaminación de sustancias químicas) junto con otros restos arrastrados por la marea".

Por ello ha acordonado la zona afectada, unos 150 metros, en la que ha trabajado un dispositivo de limpieza del ayuntamiento.

"Lo que ha entrado es un vertido preocupante, pero no es una tragedia", ha afirmado el alcalde de La Línea, Juan Franco, que ha explicado que los dispositivos han retirado ya 4.000 kilos del aceite vertido al mar, "la mitad del vertido".

Extracción del vertido 

Gibraltar ha informado esta tarde que la extracción del combustible que portaba en sus tanques el "OS 35" (215 toneladas de fueloil pesado, 250 toneladas de gasóleo y 27 toneladas de aceite lubricante) se ha completado con éxito. 

En el buque quedan unas cinco toneladas de gasóleo en el depósito de la sala de máquinas para permitir el funcionamiento de la maquinaria del buque.

Mientras, el operativo trata de afrontar las tareas de limpieza del vertido que ayer cayó al mar desde el buque, a través de unos respiraderos de los tanques en los que se guarda el combustible, una fuga que "se ha reducido considerablemente desde ayer", según asegura Gibraltar.

Se han eliminado "aproximadamente 12 toneladas de una mezcla de combustible y agua".  

La Autoridad Portuaria de Gibraltar (Gibraltar Port Authority, GPA) tiene previsto cambiar mañana la actual barrera adherida al "OS 35" por otra con forma de diamante, que proporcionará una mayor resistencia.

"Se está trabajando a fondo para limpiar los residuos, sobre todo en el lado Oeste", añade el comunicado del ejecutivo.

Otras ámbitos de actuación y consecuencias

Seis efectivos de la empresa Oil Spill Response Limited (OSRL), encargada de la acción de descontaminación, han inspeccionado la costa del Peñón, en la que también se han desplegado equipos de limpieza para empezar a limpiar el petróleo llegado al litoral.

Gibraltar ha protegido, entre otros espacios, las tomas de agua de sus plantas desaladoras con barreras absorventes supletorias.

El Departamento de Medio Ambiente ha recibido informaciones sobre un pequeño número de aves cubiertas de petróleo, dentro de la vigilancia que realiza para comprobar los daños provocados por el accidente.

Mientras se afronta el impacto, la investigación sobre el siniestro continúa. El capitán del granelero "OS 35", detenido ayer, ha quedado hoy en libertad bajo fianza y con la prohibición de abandonar la colonia británica, según han indicado a EFE fuentes próximas a la investigación.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha reclamado hoy que se establezca un protocolo para actuar en casos como el del “OS35”:  “Por encima de disputas sobre territorialidad y de agua, lo más importante es que tengamos un protocolo establecido por si sucediese en un futuro un incidente de esta naturaleza con consecuencias todavía más graves”, ha dicho.

Crítica de Greenpeace

Greenpeace ha criticado hoy que el Estrecho de Gibraltar, "una zona que tiene tantos espacios naturales cerca", se exponga "a diario" al "transporte de mercancías peligrosas" y sea "básicamente la gasolina low cost marítima", con lo que el accidente del buque "OS 35" no es "un caso aislado".

"La mejor barrera contra la contaminación de las playas de la bahía de Algeciras sería un acuerdo entre los gobiernos de Gibraltar y el español para poner límites al 'bunkering' (abastecimiento) mafioso en sus aguas”, afirma en una nota de prensa difundida hoy Francisco del Pozo, coordinador de combustibles fósiles de Greenpeace.

Greenpeace recuerda que el accidente ocurrido esta semana "no es un caso aislado".

"En agosto de 2008, un buque de chatarra, el New Flame, colisionó con un petrolero, el Torm Gertrud, muy cerca de Gibraltar y se hundió en la zona. El hundimiento provocó un derrame de fuel y otros productos químicos. Otros buques como el Samotraki, el Tawe o el Fedra han seguido la misma suerte en la zona estos últimos años", relata.

"La realidad es que la bahía de Algeciras tiene un tráfico de los más intensos del mundo, y no solo por su situación geográfica privilegiada o por carga y descarga en sus puertos: los buques van a repostar combustible en la bahía" y "cargar combustible en el mar es una maniobra muy arriesgada que puede provocar vertidos de hidrocarburos".

Greenpeace afirma que "la bahía de Algeciras es básicamente la gasolina 'low cost' (de bajo coste) marítima donde se cargan miles de barcos todos los años desde gabarras o gasolineras flotantes, sin las condiciones de seguridad necesarias y a un precio menor que en otros puertos, puesto que en Gibraltar no se paga la tarifa Marpol".

La organización conservacionista alerta además de que el "OS 35" podía haber causado un grave accidente, ya que colisionó con el buque metanero "Adam LNG", que "estaba vacío y no sufrió daños en la colisión".

Pero, de haber estado cargado, "podía haber llevado a bordo una bomba climática, y no por su explosividad, sino porque los 162.000 m3 de gas licuado (mayoritariamente gas metano) que suele llevar, vertidos a la atmósfera en caso de accidente, supondrían un 'chapapote invisible'", equivalente a las emisiones de siete millones de coches en un año.

"La crisis energética ocasionada tras la invasión de Putin contra Ucrania y el corte del suministro del gas ruso hacia Europa está convirtiendo a España en la gran vía de entrada de gas para Europa, sobre todo si financia la construcción del tercer gasoducto con Francia (Midcat)", añade. EFEverde

Sigue a EFEverde en Twitter

Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE.