Buitres negros en Mallorca. © Fundación Vida Silvestre Mediterránea

CONSERVACIÓN BUITRE

La población de buitre negro en Mallorca pasa de 19 a 300 ejemplares en cuatro decenios

Publicado por: Redacción EFEverde 29 de abril, 2022 Palma

La población de buitre negro (Aegypius monachus) ha pasado en Mallorca de los 19 ejemplares y una sola pareja reproductora de esta especie vulnerable que había en 1983 a más de 300 en la actualidad, con 45 parejas reproductoras en la isla, gracias a medidas de conservación y recuperación.

Los datos los ha facilitado la Fundació Voltor, con motivo de la conmemoración de su 35 aniversario y de los 20 años desde la creación de la Fundación Vida Silvestre Mediterránea.

La entidad ha hecho memoria en un comunicado en el que recuerda que en abril de 1987 nació la "Black Vulture Conservation Foundation (BVCF)" o "Fundació Voltor", con un primer proyecto de campo, la "recuperación del Buitre negro en Mallorca", cuando la estudiante de Biología Evelyn Tewes viajó a la isla para hacer su tesis doctoral sobre la última población insular de esta especie, entonces en peligro de extinción o extinguida en muchos de los países del Mediterráneo.

Entonces comenzó la "larga y estrecha" colaboración con la Conselleria de Agricultura y Pesca de Baleares para salvar el buitre negro en Mallorca.

La BVCF la crearon expertos en buitres de toda Europa, con el objetivo de poner fin al declive de las poblaciones de esta especie en España y los pocos lugares de Europa donde sobrevivía.

Declive de la población

El especialista en vida silvestre de la península ibérica Jesús Garzón llamó la atención sobre el declive de la población cuando a principios de los años 80 apenas quedaban 200 parejas de buitre negro en España.

Junto con los expertos Hans Frey y Winfried Walter, de Austria; Jan Louwman, de Holanda; Maarten Bijleveld, de Suiza; Michel Terrasse, de Francia, Richard Faust (Frankfurt Zoological Society) de Alemania; y Joan Mayol, de Mallorca, crearon la fundación para la conservación de esta especie carroñera.

Entonces en Mallorca quedaban 19 ejemplares y una sola pareja que se reproducía con éxito. Con la experiencia de los expertos y los esfuerzos muchas personas y entidades colaboradoras locales, nacionales e internacionales, se consiguió revertir la negativa tendencia poblacional y conseguir un lento incremento.

En la actualidad hay más de 300 ejemplares y más de 45 parejas reproductoras en la isla.

En 2002, hace 20 años, los patronos de la BVCF, dada de alta en Holanda, vieron la necesidad de crear una fundación española para agilizar el funcionamiento administrativo y logístico local. Nació la Fundación Vida Silvestre Mediterránea (FVSM) como representante en España, y que ampliaba su objetivo social a la conservación toda la fauna y flora autóctona.

Para potenciar su actividad en Mallorca se incorporaron tres nuevos patronos de la isla, Nofre Bisbal y Antonio Coll, gestores de fincas de Montaña con buitre negro, y Carles Tarrancón, abogado.

Bajo la dirección de Juan José Sanchez y Evelyn Tewes se trabajó para la protección de buitres, la lucha contra el uso del veneno en el medio natural, la conservación de la Serra de Tramuntana, la introducción de la custodia del territorio como herramienta de gestión, la educación ambiental y la participación ciudadana con el voluntariado.

La FVSM abrió una sede cerca de Campanet, el Centro de Conservación de Vida Silvestre Mediterránea, dedicado a potenciar la educación ambiental. EFEverde

 

Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com