ECUADOR MEDIOAMBIENTE

“Hemisferios”, una reserva de biodiversidad y “fábrica de agua” en Ecuador

Publicado por: generico 15 de marzo, 2023 Napo (Ecuador)

Susana Madera.- Napo (Ecuador).- A tres horas de la asfáltica ciudad de Quito, y atravesando el valle interandino seco y el páramo, está la Reserva Ecológica Hemisferios, una “fábrica de agua” y zona de transición entre los bosques nublado y andino que, en 2.168 hectáreas, alberga infinidad de especies de flora y fauna en la puerta de entrada a la Amazonía ecuatoriana.

“Osos cruzando” rezan varios letreros de una carretera que lleva a Cosanga, donde la tupida vegetación se funde con las nubes.

Un murciélago aleteando en un aula, el crujir de hojas y plantas al caminar en espacios cargados de vegetación, el incesante canto de las aves, la sinfonía de riachuelos y de grandes ríos, componen la banda sonora y visual de la Reserva, que regenta la Universidad Hemisferios desde 2019, cuando la recibió en donación.

La zona es escenario de un proyecto de Periodismo para la conservación y cuidado del medio ambiente, que busca incluir el tema en las agendas mediáticas, pues solo casi “uno cada 48 contenidos” en los medios corresponde al medio ambiente, según un estudio de la Universidad, citado por Juan David Bernal, decano de la Facultad de Comunicación.

“No tenemos periodismo especializado y, además, los contenidos tienen un enfoque muy negativo”, dijo al anotar que el programa surgió para capacitar en otros ángulos, con “pedagogía vivencial”, en busca de una relación distinta, de “generación de empatía”.

 

Fotografía de uso editorial cedida hoy por la Universidad Hemisferios que muestra la Reserva Ecológica Hemisferios, en la provincia amazónica de Napo (Ecuador). . EFE/Universidad Hemisferios /Fernanda Cueva

 

El colofón del programa -auspiciado por la Fundación Charles Darwin, la Universidad St. Thomas y la Embajada de Estados Unidos-, incluye la creación de una Asociación de periodistas y comunicadores de medio ambiente en Ecuador, así como la publicación de un Manual de Periodismo Ambiental, ahora inexistente en el país.

Reserva Hemisferios, alto potencial de investigación

Tras abandonar la vía asfaltada, entrar 16 kilómetros por un camino empedrado y dejar los vehículos a la orilla de un río, una caminata por una vía escoltada por inmensos árboles y vegetación variada (que incluye el paso por dos puentes colgantes) lleva a la estación de la Reserva.

Zona lluviosa, con pisos térmicos comprendidos entre los 2.000 y los 3.300 metros de altitud, la Reserva Hemisferios está enclavada en la parroquia Cosanga, en la zona de amortiguamiento de la Reserva Antisana, con flora y fauna de alto potencial de investigación, según Daniel Barragán, director de la Reserva.

Ha sido, además, tres veces ganadora a nivel mundial como zona para avistamiento de aves, recordó Mayra Reyes, directora de Vinculación de Proyectos de la Universidad, al mencionar, asimismo, el alto potencial turístico del lugar.

Flora y fauna en la Reserva

Precisamente, la explicación de expertos sobre la flora y fauna del sitio, llega a los visitantes amortiguada por el trino de diversas aves en la Reserva, en cuyos bosques se realizan caminatas en las que se pueden ver osos de anteojos, tapires, venados, cuchuchos (coatíes), pumas, tucanes, tigrillos, lombrices de hasta metro y medio, monos, loros…

 

Fotografía de uso editorial cedida hoy por la Universidad Hemisferios de Ricardo Zambrano, director técnico del Jardín Botánico de Quito. EFE/Universidad Hemisferios /Fernanda Cueva

 

“Estamos en uno de los lugares más biodiversos de la Tierra. Las cordilleras andinas albergan alrededor de un 20 % de la biodiversidad del mundo”, dijo en el sitio Ricardo Zambrano, director técnico del Jardín Botánico de Quito.

Por donde se vea, todo “está tapizado de plantas de la punta hacia abajo”, señaló en un área secundaria de un sotobosque nublado, con alisos de hasta 15 metros, cargados de epífetas como orquídeas, bromelias, helechos que, a su vez, contienen otras especies.

“En Ecuador hay unas 18.400 especies de plantas, alrededor de 4.000 de éstas habitan los bosques nublados, y un 20 % de éstas son endémicas”, señaló Zambrano al pie de un helecho arbóreo de unos doce metros, perteneciente a especies “que han estado presentes en la Tierra antes que los dinosaurios”.

Fábrica de agua

 

Fotografía de uso editorial cedida por la Universidad Hemisferios que muestra una bromelia en la Reserva Ecológica Hemisferios. EFE/Universidad Hemisferios /Fernanda Cueva

 

“Las nubes, los páramos y los bosques de niebla o nublados son fábricas de agua dulce. En estos ambientes, el agua se transforma, pasando de estado gaseoso a líquido. Se denominan ‘fábricas naturales’ por su relevancia hídrica”, dijo a EFE David López, director académico de la Universidad Hemisferios.

Zona húmeda por excelencia, con temperaturas entre los 4 y 24 grados centígrados, la Reserva está atravesada por tres ríos que nacen en el Antisana, y es una “fábrica de agua”: una gran bromelia puede contener hasta tres litros de agua, y son microsistemas donde hay huevos de anfibios, insectos, entre otros, señaló Zambrano.

“Una hectárea de este bosque puede retener unos 600 metros cúbicos de agua, lo que equivale a una piscina olímpica”, anotó.

Y si la biodiversidad de la superficie es importante, con especies que Zambrano enumera hasta casi perder el aliento, “el verdadero tesoro acuífero está abajo pues hay incontables fuentes de agua subterráneas, reservorios escondidos”, cargados de vida. EFEverde

 

Sigue a EFEverde en Twitter