Un activista cuelga de cuerdas cerca de una excavadora de demolición en el pueblo de Lützerath (Alemania). EFE/EPA/RONALD WITTEK

ALEMANIA ENERGÍA

El Gobierno alemán condena la "violencia" en las protestas contra el desalojo de Lützerath

Publicado por: Redacción EFEverde 11 de enero, 2023 Berlín

Berlín, 11 ene (EFE).- El Gobierno alemán condenó este miércoles la "violencia" ejercida por los manifestantes que resisten contra el desalojo de la localidad de Lützerath (oeste) que será demolida para ampliar la mina de lignito a cielo abierto de Garzweiler.

"La protesta debe ser pacífica y situarse en el marco de la ley", dijo el portavoz de la cancillería, Steffen Hebestreit, en una rueda de prensa ordinaria en Berlín al ser preguntado por las escaramuzas entre los activistas medioambientales y la policía.

Un activista cuelga de un trípode en la aldea de Lutzerath (Alemania). EFE/EPA/RONALD WITTEK

"El Gobierno espera que se cumpla la legalidad vigente", indicó, tras recordar que la demolición de Lützerath forma parte de un acuerdo alcanzado el año pasado entre las autoridades de la región de Renania del Norte - Westfalia (oeste) y el proveedor energético RWE, operador de la mina.

Por su parte, el ministro de Economía, el verde Robert Habeck, afirmó en una comparecencia que desde su punto de vista la localidad abandonada constituye un "símbolo equivocado" para la lucha por la protección del clima.

El compromiso por el que será demolido Lützerath conlleva el mantenimiento de otras localidades inicialmente amenazadas y otorga además seguridad legal a la decisión de Renania del Norte -Westfalia de abandonar el uso del carbón en 2030, recordó.

"Mi trabajo político tiene entre sus objetivos lograr algo similar en otros puntos de Alemania", remarcó el ministro, cuya formación ha sido duramente criticada por activistas y organizaciones medioambientales por su apoyo a la demolición.

Policías y manifestantes se enfrentan cerca de la aldea de Luetzerath, Alemania, este martes. EFE/RONALD WITTEK
Policías y manifestantes se enfrentan cerca de la aldea de Luetzerath, Alemania, este martes. EFE/RONALD WITTEK

El desalojo de Lützerath comenzó esta mañana y según la policía algunos activistas los recibieron lanzándoles piedras y cócteles molotov y levantando barricadas, aunque unas horas más tarde la situación se "estabilizó".

Los manifestantes, entre ellos la conocida activista Luisa Neubauer, acusaron por su parte a los agentes de emplear una violencia desproporcionada al tratar de desbandar cadenas humanas formadas por personas que resistían de forma pacífica.

Greenpeace, una de las organizaciones que apoyan la movilización, informó hoy en un comunicado de que activistas de toda Europa se han congregado en Lützerath para resistir contra la ampliación de la mina.

"El lignito es la fuente de energía más perjudicial para el clima y la mina de carbón de Garzweiler es la mayor bomba de carbono de Europa", destacó desde el lugar, Karsten Smid, experto en energía de Greenpeace Alemania.

Al iniciar el desalojo, la policía del estado federado de Renania del Norte-Wesftalia informó en Twitter que "el desalojo de Lützerath ha comenzado. La zona está siendo vallada. Las personas que se encuentran en la zona acordonada tienen actualmente la posibilidad de abandonar el lugar sin más medidas policiales".

Con imágenes de las televisiones en directo del operativo, la policía informó de ataques a los agentes con piedras, pirotecnia y cócteles molotov e instó a los activistas a comportarse de forma pacífica y a seguir las instrucciones de las fuerzas de seguridad.

En declaraciones a la cadena ntv, un portavoz de la policía señaló que el operativo acaba de empezar, que la situación es "muy dinámica" y que de momento no hay reportes de heridos.

Activistas en una casa del árbol en el pueblo de Luetzerath, Alemania, el 11 de enero de 2023. EFE/EPA/RONALD WITTEK
Activistas en una casa del árbol en el pueblo de Luetzerath, Alemania, el 11 de enero de 2023. EFE/EPA/RONALD WITTEK

El consorcio energético RWE había anunciado previamente que las obras comenzarán en Lützerath a lo largo del día y que una de las primeras medidas iba a ser levantar una valla de construcción de aproximadamente un kilómetro y medio para asegurar el recinto.

La empresa llamó a los activistas a poner fin de forma pacífica a la ocupación ilegal de la zona y de las casas en el pueblo y sobre todo a renunciar a cualquier tipo de violencia.

Aunque el plan del Gobierno alemán es que el abandono del carbón en Renania del Norte-Westfalia se produzca ya en 2030, según el acuerdo suscrito el año pasado con la energética RWE, operadora de la mina de Garzweiler, a corto plazo está previsto incrementar la extracción de carbón ante la crisis energética derivada de la invasión rusa de Ucrania.

La mayoría de los habitantes de Lützerath ya habían abandonado el pueblo ante la intención de RWE de ampliar la explotación de la mina Garzweiler II. EFE

 

Sigue a EFEverde en Twitter

Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE.