La científica Cristina Romera galardonada con el premio L'Oréal-UNESCO. EFE/L'Oréal-UNESCO

PREMIO CIENCIA

Romera (premio L'Oreal): El plástico biodegradable puede ser un peligro

Publicado por: Redacción EFEverde 23 de junio, 2022 Madrid

Aunque los plásticos biodegradables se usan para sustituir al plástico convencional, también pueden ser un peligro para el medio ambiente. De hecho, la gente cree que son inocuos, pero están lejos de serlo.

"La gente piensa que al ser biodegradables, se pueden usar indiscriminadamente" pero estos plásticos "por lo general, ni desaparecen ni se degradan más rápido en el medio natural y, por lo tanto, no son la solución", asegura la investigadora Cristina Romera en una entrevista con EFEverde.

Romera Castillo, quien trabaja en el laboratorio de Biogeoquímica Marina del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC (Barcelona), fue galardonada ayer en París con el "International Rising Talent", un premio con el que el programa L'Oreal-UNESCO For Women in Science reconoce a las científicas más prometedoras.

Hoy, en una nueva ceremonia, L'Oreal entregará el premio "Laureada por Europa" a Ángela Nieto, del Instituto de Neurociencia CSIC-UMH de Alicante por sus descubrimientos fundamentales en el desarrollo embrionario.

Pregunta: ¿por qué los plásticos son un problema?

Respuesta: El principal factor que hace que el plástico se degrade es la luz del Sol pero esto no significa que desaparezca, sino que se agrieta y se rompe en trocitos que cuando miden menos de 5 mm se llaman microplásticos.

Cuando el plástico llega al mar, sufre esta degradación pero también empieza a soltar compuestos químicos al agua que pueden ser aditivos del propio plástico o el polímero que se va soltando.

Yo estudio cómo afectan estos compuestos químicos procedentes del plástico al ciclo de carbono y a los microorganismos marinos.

Por ejemplo, hemos visto que las bacterias marinas los degradan. Una de las cosas que estamos haciendo es identificar cuáles son las bacterias que se comen o degradan los químicos que vienen del plástico para averiguar cuáles podrían servir para degradarlo.

También queremos ver cómo estos químicos afectan a los compuestos de carbono que se encuentran de manera natural en el agua, que son la base de la cadena trófica marina.

basuraleza plásticos mar
Romera afirma que esos plásticos no se degradan ni desaparecen más rápido que los hechos de petróleo y, por lo tanto, no son una solución. EFE/ Bienvenido Velasco

P:¿Todos los plásticos son iguales? ¿Los biodegradables son mejores?

R: Definitivamente no. La palabra biodegradable es un arma de doble filo porque lleva a pensar que es inocuo, que se puede tirar en cualquier sitio y va a desaparecer pero esto no es así. La mayoría del plástico biodegradable compostable solo se degrada a más de 50 grados, algo que solo ocurre en las plantas de compostaje industrial, no en el mar.

De hecho, hace poco que hemos visto que estos plásticos no se degradan ni desaparecen más rápido que los hechos de petróleo y, por lo tanto, no son una solución.

El peligro de estos plásticos es que se están usando como sustituto del plástico convencional y eso es peligroso porque tienen un impacto medioambiental pero la gente piensa que al ser biodegradable se pueden usar indiscriminadamente.

Evitar que el plástico llegue al mar 

P: Los plásticos han llegado a todos los rincones de la tierra, incluso al organismo humano. ¿Hay solución?

R: La solución es evitar que siga llegando plástico al mar, porque todo el que ya está en el mar ya es imposible de eliminar, es como barrer en el desierto. Además, ni siquiera sabemos ni cuánto plástico hay.

Ahora lo importante es centrarnos en evitar que llegue más plástico y mejorar la infraestructura de las ciudades para que no llegue a los ríos y acabe en el mar -el 80% del plástico que llega al mar proviene de fuentes terrestres-. Con estas medidas y la prohibición del plástico de un solo uso se podría tratar de controlar el problema.

P: El premio L'Oreal-UNESCO que te acaban de conceder intenta visualizar el trabajo de las jóvenes científicas. ¿Te ha ayudado?

R: Me lo concedieron en 2020 pero debido a la pandemia no ha sido posible celebrarlo hasta ahora. Desde entonces, este premio le ha dado mucha visibilidad a mi trabajo y a lo que yo hago. Por ejemplo, mi trabajo ha llegado a muchas escuelas en las que he participado en actividades para animar a las niñas a estudiar ciencias y concienciar sobre el medio ambiente.

Además, este premio me ha permitido escribir un libro de divulgación editado por Espasa -"AntropOcéano"-, que me ha dado la oportunidad de transmitir mi conocimiento a gente que no es científica, lo que, a su vez, sirve para crear conciencia e implicarse en el cuidado medioambiental. EFEverde

 

Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com