La verdad de cómo afectan los confinamientos por la COVID-19 a las áreas naturales turísticas. Por (*) Arturo Crosby

Durante toda esta pandemia de la COVID-19 se ha hablado mucho de las ventajas o posibles beneficios para las áreas naturales, ya sean protegidas o no, por la ausencia prolongada de visitantes, logrando una aparente recuperación de ecosistemas y fauna que no sufre el stress de la presencia humana, pero sin embargo se ha omitido y parece que no gusta sacarlo a la luz, los graves impactos que sufre la naturaleza por la masificación, saturación e intensidad de las visitas de excursionistas (que no pernoctan y por tanto además no producen ingresos económicos  a nivel local).

La ruta de los 2.000 en el sureste de España: desde los picos de Filabres a las playas del Cabo de Gata. Por (*) Arturo Crosby

Hay pocos sitios en Europa donde un viajero pueda explorar y descubrir paisajes naturales y rurales no solo por ser atractivos sino por la diversidad que tiene en tan poco territorio, además de por la facilidad de accesos y el tiempo necesario en recorrerlo, que no es el mismo que para descubrirlo.

La pérdida de biodiversidad es el colesterol para el turismo. Por (*) Arturo Crosby

El turismo es una actividad productiva basado en varios tipos de negocio según el producto (turismo vacacional de sol y playa, rural, aventura, naturaleza, deportivo, cultural, fluvial, marítimo, aéreo, etc.), que generan una serie de impactos positivos y negativos en el territorio donde se desarrollan y afectan también a la población local.

¿Habría que promocionar destinos y ofertas turísticas verdes, sostenibles..., si ahora no hay viajes? Por (*) Arturo Crosby

Permítanme comenzar  poniendo un ejemplo agrícola: si queremos recoger tomates en agosto, tendríamos que preparar el terreno, abonarlo, pensar en los encargados, medios de transporte, ventas, etc., como tarde en enero o febrero, para plantar luego las semillas y mimar el huerto hasta que aparezcan los frutos que después de estos meses podremos comercializar. ¿Es correcto? Y ahora tengan en cuenta la diferencia de hablar de un huerto de 10 m2 o de otro de decenas o centenas de hectáreas.

¿Qué es peor para nuestra naturaleza? ¿El turismo de sol y playa o el que va al medio natural y rural? Por (*) Arturo Crosby

Hay una serie de interrogantes que no gustan sacarlos a la palestra por su aparente serie de contradicciones: ética mal enfocada, miedos, desconocimiento y problemática social y política, especialmente hoy en día con la aplicación de confinamientos como estrategia de gestión de la pandemia dela COVID-19 y sus consecuencias en nuestro entorno turístico y natural.

La Liébana, un destino turístico que se renueva con la sostenibilidad. Por (*) Arturo Crosby

La comarca de Liébana es una especie de valle de valles con un microclima especial por la barrera geológica de los Picos de Europa que paran o entorpecen los vientos y lluvias del mar Cantábrico y Océano Atlántico, originando así un clima mucho más seco y soleado que el resto de Cantabria (parte de la España Verde mucho más lluviosa), que a su vez condiciona unos ecosistemas muy diferenciados de su entorno natural más próximo.

El espejismo del turismo rural en el 2020: ¿Es que todo sigue igual? Por @ArturoCrosby

En este año tan convulso y negativo para el turismo en todo el mundo, ha habido una excepción, que si bien en números absolutos puede que no represente mucho en el conjunto de un país turístico, al menos ha contribuido a que negocios que tenían una temporada casi cerrada hayan salido adelante durante este verano del 2020, al contrario que los ubicados en zonas urbanas y del litoral.