La política no puede seguir ignorando la realidad del entorno, por Juan López de Uralde

Publicado por: Redacción EFEverde 26 de junio, 2012
Autor: Juán López de Uralde

Cuando nos lanzamos a crear EQUO, hace ya algo más de un año, una de nuestras principales motivaciones era que la política no podía seguir ignorando la realidad del entorno en el que vivimos. No podemos permitir que en un momento tan crucial como el actual, que temas como la lucha contra el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, y la crisis energética o la sostenibilidad sigan marginados en el debate político español. Estamos inmersos en una crisis sistémica a la que nos ha arrastrado un modelo económico, el productivismo, que se ha demostrado insostenible.En EQUO sabemos que lo ecológico no es un tema secundario, como algunos quieren hacernos creer, sino que es el mayor reto al que se enfrenta la humanidad en este momento. Intentar salir de la crisis actual sin solucionar la crisis ecológica, sin cambiar el modelo económico que nos ha arrastrado hasta esta situación, no es una opción. Por eso la sostenibilidad es transversal en nuestro programa para las Elecciones Generales del 20 de Noviembre.No vamos a dejar que nos coloquen "en el rincón de los pajaritos y las flores", como siempre ha pasado con el movimiento verde en España. No se puede entender el medio ambiente y la economía como dos conceptos independientes, y con nuestras propuestas para estas elecciones generales queremos lanzar el claro mensaje de que la salida de la crisis pasa por avanzar hacia un nuevo modelo económico que supere el productivismo, tenga en cuenta los límites del planeta y no agote los recursos naturales.

En el cambio de modelo económico que proponemos, la energía es el eje central. Promulgaremos una Ley de ahorro, eficiencia energética y energías renovables: reducción de la demanda total de energía en un 30% para el año 2020 respecto a 2007, y la promoción de las energías renovables, para que en 2020 el 70% de la electricidad proceda de fuentes renovables y el 100% en 2030. Eso incluye el cierre definitivo de las centrales nucleares en el año 2020 y la creación de una tasa de CO2 que internalice los verdaderos costes de los combustibles fósiles.

El desarrollo de las renovables debe ser la clave de la lucha contra el cambio climático, y promoveremos una Ley de Cambio Climático con objetivos ambiciosos de reducción de emisiones. Fomentando la cultura del ahorro y la eficiencia, junto a las energías renovables, generaríamos millones de empleos, verdes y de calidad.

Además, hay más sectores que serían capaces de reactivar la actividad económica y crear empleo, en el marco de un nuevo modelo productivo ambientalmente sostenible, como la agricultura ecológica o la movilidad sostenible.

Este último punto es fundamental. Hemos construido aeropuertos sin aviones, AVE sin pasajeros y autopistas sin coches. Proponemos una revisión del PEIT con una moratoria a la construcción de grandes infraestructuras, incluidos los puertos; la creación de una Ley de Fomento de la Movilidad Sostenible; y el impulso del ferrocarril a través de un Plan de Transición del transporte por carretera de mercancías y pasajeros.

Los años de las infraestructuras inútiles, de la destrucción del litoral, del ladrillo, tienen que acabar. Si queremos un futuro sostenible, hace falta un cambio profundo de mentalidad. Tenemos que recuperar el equilibrio entre la actividad humana y su entorno. En el medio rural y marino, el equilibrio pasa por respetar los ciclos naturales y no envenenar ni esquilmar los recursos. Aprobaremos una Ley de Pesca Sostenible que asegure el futuro del sector, y apostaremos por un modelo agrícola basado en la producción y el comercio local, el cultivo extensivo, la soberanía alimentaria y la biodiversidad.

Es urgente detener la pérdida de biodiversidad. Para ello apostamos integrar la conservación de la biodiversidad en todas las políticas sectoriales, y además, tomar medidas como unificar el Organismo Autónomo de Parques Nacionales y la Subdirección general de Biodiversidad en un nuevo ente, la Agencia de Parques Nacionales y Biodiversidad, o establecer medidas de Pago por Servicios Ambientales.

También reivindicamos un uso racional y sostenible de un bien público y esencial para la vida como es el agua, mediante el traslado a la legislación estatal de la Directiva Marco de Agua y de los principios de la nueva cultura del agua, priorizando las medidas para la buena conservación de los ríos, humedales y acuíferos.

No quiero cerrar este artículo sin hacer una mención al apartado del programa electoral que sella nuestro compromiso con el bienestar de todos los seres vivos. Como seres humanos, tenemos la obligación de asegurar el bienestar de los animales.

Juan López de Uralde es secretario general del partido ecologista EQUO y cabeza de lista de esta formación por Madrid al Congreso de los Diputados

Esta columna forma parte de una serie, en la que responsables de los distintos partidos que concurren a los comicios del 20-N presentan algunas de sus principales propuestas ambientales.

 

Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com