Un enfoque sistémico al desarrollo sostenible. Por (*) Alberto Sols Rodríguez-Candela

Publicado por: generico 31 de mayo, 2022

The tragedy of the commons (La tragedia de los comunes) es un extraordinario artículo publicado en la revista Science en 1968 por Garrett Hardin. Por un lado, Hardin indica que hay problemas que no tienen solución técnica, pues requieren además cambios en el concepto de moralidad y en los valores de la humanidad. Por otro lado, explica a través de un ejemplo como el repetido uso egoísta de recursos compartidos acaba por perjudicar a todos. El planeta Tierra es, sin duda, un recurso común que la humanidad comparte.

En 1972 se publicó The limits to growth (Los límites del crecimiento), un informe elaborado por cuatro académicos del Massachusetts Institute of Technology a raíz de un informe encargado por el Club de Roma.

Aplicando la metodología desarrollada por Jay Forrester que fue inicialmente conocida como dinámica industrial, y después denominada dinámica urbana, estudiaron el planeta Tierra considerando algunas variables (niveles, como se les denomina) clave como población, generación de residuos, superficie cultivable y consumo de recursos.

La conclusión a la que llegaron al realizar diferentes simulaciones con el modelo elaborado fue que el ritmo actual era insostenible. La tasa a la que aumentaba la población, se consumían recursos, se generaban residuos y disminuía la superficie cultivable, no era sostenible en el tiempo.

La técnica de análisis pasó a llamarse dinámica de sistemas, y se acuñó el término desarrollo sostenible, definido como el desarrollo que permite alcanzar los objetivos y necesidades de la generación actual, sin comprometer la capacidad de generaciones futuras de alcanzar los suyos.

Una de las características de la dinámica de sistemas es que las relaciones causa-efecto no son siempre inmediatas, ni en el tiempo ni en el espacio. La concatenación de relaciones causa-efecto dan lugar a bucles de realimentación, positiva o negativa, que hacen muy difícil predecir la consecuencia o resultado de diferentes acciones.

Además, el hecho de que en el mundo natural no haya fronteras y que todo esté interrelacionado, hace que el mundo sea complejo, ya que en muchos casos no es posible ni explicar su comportamiento ni realizar predicciones fiables. Sólo con un enfoque sistémico puede gestionarse la complejidad.

Entre los elementos del enfoque sistémico están la generación de conocimiento, la existencia de un objetivo, la realimentación y el dinamismo. Antes de actuar, es necesario entender; generar conocimiento es clave para abordar con éxito cualquier reto, y al hacerlo se genera nuevo conocimiento.

El objetivo es claro y por ello es necesario validar en qué medida se está alcanzando, para poder tomar las acciones de mejora necesarias. Y como en este mundo dinámico todo es cambiante, es necesario siempre reconsiderar tanto el objetivo como la medida en la que se está logrando satisfacerlo.

Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Recursos como el agua y el aire son esenciales para la vida, y son recursos compartidos por toda la humanidad. El uso egoísta, poco solidario o inadecuado de esos recursos compartidos representa un serio problema para todos, algo de lo que desgraciadamente ya tenemos amplia evidencia.

Somos casi 8.000 millones de personas las que habitamos el planeta Tierra. Nuestra existencia se debe a las condiciones que el planeta ofrece y a ciertos recursos que todos compartimos. Nuestra supervivencia como especie va ligada a nuestra capacidad de mantener esos recursos comunes vitales.

Afortunadamente, la conciencia colectiva es cada vez mayor, aunque aún queda amplio margen de mejora. Y a nivel individual, todos tenemos capacidad para hacer mucho más.

El 1 de enero de 2016 se aprobaron en Naciones Unidas los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre los que están el 6 (agua limpia y saneamiento), el 7 (energía asequible y no contaminante) y 13 (acción por el clima).

Esos objetivos reflejan un profundo entendimiento de la naturaleza del reto de desarrollo sostenible. Un reto de esta envergadura sólo puede abordarse de manera sistémica: con una visión de conjunto, a la vez que con la capacidad de discernir en cada caso y ámbito concreto los pocos aspectos relevantes de los muchos triviales.

Es necesaria una acción alineada y coordinada en todos los niveles. Solo así la suma de los esfuerzos individuales producirá los resultados tan necesitados como deseados.

Ser capaces de gestionar bien el consumo de recursos (fundamentalmente, el agua), la generación y reciclado de residuos, el consumo de energía, etc., para asegurar el desarrollo sostenible sólo será posible si se trabaja de forma adecuada en todos los ámbitos.

Los políticos deben legislar con amplitud de miras. Las universidades deben educar a los nuevos profesionales para que pongan el conocimiento al servicio del desarrollo sostenible.

Los divulgadores juegan un papel esencial para concienciar y divulgar, llegando a todos los rincones. Las empresas deben actuar con ética y valores sociales, mostrando en su actividad su compromiso con el desarrollo sostenible.

Los ciudadanos debemos ser los primeros en aportar nuestra humilde pero importante contribución; no podemos esperar que sean otros los que resuelva el problema, ya que el reto nos compete a todos.

Y muy especialmente, los ciudadanos de países con alto Índice de Desarrollo Humano debemos ser los primeros en esforzarnos y predicar con el ejemplo.

Nos preocupamos por el medio ambiente porque tenemos otros problemas razonablemente resueltos, pero no todos tenemos satisfechas en la misma medida las necesidades de la famosa pirámide de Maslow.

En todo caso, todos y cada uno de nosotros deberíamos preguntarnos a diario: ¿qué he hecho hoy para mejorar mi entorno y hacerlo más sostenible?

 

(*) Alberto Sols Rodríguez-Candela es ingeniero de sistemas y decano de la Escuela de Arquitectura, Ingeniería y Diseño (Universidad Europea de Madrid).

 

 


Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de Medio Ambiente y Ciencia en EFEnoticias y  EFEverde

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)