Sufrimos estrés hídrico. Por (*) Carlos Garriga

Publicado por: generico 17 de junio, 2022

Este viernes 17 conmemoramos el Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía. Promovido por las Naciones Unidas desde el 1994, este 2022 tiene como lema “Superando juntos las sequías”, con el objetivo de transmitir que todos somos responsables de la conservación y el uso sostenible del agua y de la tierra, y que debemos actuar pronto para evitar consecuencias desastrosas para la humanidad y los ecosistemas del planeta.

Más o menos por aquel entonces, oí hablar por primera vez de la desertización en el sur de España. Y me quedé muy sorprendido, porque no podía imaginarme que el benévolo clima que siempre relacionamos con Andalucía, fuera también su peor enemigo.

Desde entonces –y han pasado muchos años ya–, tengo la sensación de que muy pocas veces somos conscientes de que España es uno de los países industrializados con más estrés hídrico del mundo. Sólo en contadas ocasiones, nos preocupamos por el nivel del agua en determinado pantano, pero me pregunto si realmente interiorizamos que en España nos falta agua.

En nuestro país, nos ahogamos con las plantaciones agrícolas, ya que somos el tercer país de la Unión Europea con más superficie agrícola utilizada, para la que necesitamos entre el 70 y el 80% del agua. Y, aunque la mayoría de los riegos se realizan por goteo, aún hay terrenos que se riegan con sistemas que desperdician el agua.

Además, según datos del Gobierno, más de la mitad de los acuíferos presentan un alto grado de contaminación por nitratos. Una situación de la que prácticamente no sabíamos nada, hasta que vimos los desastres ecológicos provocados en la turística zona de la Manga del Mar Menor este pasado verano, donde las fotos y los vídeos de las aguas turbias y de los peces muertos inundaron las páginas de los diarios y todas las redes sociales.

Imágenes que aún hoy recuerdo con gran dolor y que nos llevaron recientemente a firmar un acuerdo de colaboración con la Región de Murcia.

A pesar de que supone el 13% de nuestro PIB, el turismo es el segundo sector que más nos ahoga en términos de agua. Tras estos dos años de pandemia en la que casi no hemos viajado, es muy probable que pronto volvamos a los 50 millones de personas que visitan nuestro país; la mayoría, en la estación más seca del año, el verano.

Y no sólo eso, sino que, si un español medio consume 127 litros de agua al día, el gasto por turista oscila entre los 450 y los 800 litros. Con el objetivo de concienciar sobre el uso responsable del agua, y conseguir reducir su consumo en los hoteles, creamos el proyecto “Hagamos un trato” con el grupo hotelero Diamond Resorts.

Me gusta recordar que el agua y el saneamiento conforman el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 6 de las Naciones Unidas, pero que, si leemos los demás, este bien tan valioso está en la base de todos los ODS, para poner fin a la pobreza, para conseguir la igualdad de género o para conservar la vida de los ecosistemas terrestres.

Y, también, que como suele pasar con otras muchas cuestiones, necesitamos de una mayor cooperación internacional y, sobre todo, de la concienciación de toda la población, porque “no debemos olvidar que el ciclo del agua y el ciclo de la vida son uno mismo”, como decía el explorador y biólogo marino Jacques Cousteau.

Por nuestra parte, desde la Fundación We Are Water, seguiremos impulsando proyectos de ayuda y acciones de sensibilización para garantizar el acceso a agua y saneamiento de todas las personas en cualquier parte del mundo.

(*) Carlos Garriga es director de la Fundación We Are Water.

 


Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de Medio Ambiente y Ciencia en EFEnoticias y  EFEverde

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)